Archivo de la categoría: energía y movimiento

La verdadera meditación — maestroviejo

Estándar
por Joan Tollifson

Joan Tollifson

Siempre dudo en utilizar la palabra meditación, porque se utiliza de muchas maneras diferentes para significar muchas cosas diferentes. Como yo utilizo la palabra, la meditación no tiene nada que ver con posturas o prácticas específicas, ni con estar inmóviles durante sesiones de tiempo. No se necesita incienso, ni cojines especiales, no hay que sentarse con las piernas cruzadas, ni hacer nada extravagante en absoluto. Puede ocurrir en un sillón o en un avión. Simplemente significa estar aquí, en quietud, sin todas las cosas que normalmente absorben la atención ―simplemente estar presentes y conscientes de lo que es, tal como es― permitir que todo sea como es, sin tratar de manipularlo o controlarlo, sin juzgar, etiquetar o contar historias al respecto. No hay que intentar entrar en ningún estado especial ni lograr nada; ni tratar de deshacerse de todo lo que aparece. Y si el control, el juicio, la etiqueta, el intento, la resistencia o el contar historias ocurren, sea como fuere, significa simplemente verlo claramente por lo que es, sentir cómo ese movimiento del pensamiento aparece en el cuerpo en forma de sensaciones y permitir que todo se revele y desparezca a su debido tiempo.

En lugar de perderse en el pensamiento continuo, la meditación tiene que ver con la conciencia ― dando una atención abierta al ámbito de la percepción, la sensación y el conocimiento directo (la respiración, los sonidos, las sensaciones corporales, los colores y las formas, las fragancias, los sabores) y a la presencia consciente que lo contempla todo, la escucha silenciosa, la espaciosidad del ser. La meditación es sentir esta presencia espaciosa que somos, esta infinita inmensidad Aquí-Ahora, esta profunda quietud. Es probable que los pensamientos sigan apareciendo, pero una vez que el pensamiento es advertido, la atención puede abrirse y relajarse de nuevo en el puro ser.

En cualquier momento, ya sea unos pocos segundos entre los clientes, o una hora por la mañana o antes de acostarse, o mientras se viaja en autobús para ir a trabajar, o sentado en una sala de espera, en lugar de estar constantemente ocupados haciendo algo, leyendo algo, diciendo algo, consumiendo comida o información, revisando nuestros teléfonos, nuestro correo electrónico o nuestras redes sociales, o pensando en lo que sea ― la meditación es simplemente estar quieto. Ser consciente. Estar presente. Solo ser. No hacer nada en absoluto.

Además de “solo ser”, la meditación también puede significar explorar la realidad viviente de una manera meditativa ―con la conciencia y atención abierta, en lugar de con el pensamiento― observando cómo se desarrollan las decisiones, viendo si el “yo” que parece tomar estas decisiones puede ser encontrado realmente, si hay un pensador que sea el autor de los pensamientos, si se puede encontrar algún límite real entre “dentro” y “fuera”, si hay algún límite en el Aquí-Ahora … viendo cómo el pensamiento divide, categoriza, etiqueta y cuenta historias y cómo el sufrimiento sucede. Todo esto (y más) puede ser explorado directamente con la conciencia.

Y cuando surjan estados mentales oscuros o difíciles ―depresión, preocupación, ansiedad, desesperación, soledad, aburrimiento, inquietud― en lugar de intentar resistirse o escapar de estos incómodos estados mentales y corporales haciendo algo o pensando en ellos, éstos pueden ser invitaciones a detenerse y no hacer nada en absoluto. Simplemente estar plenamente presente con esta circunstancia que hemos llamado “depresión”, “ansiedad”, “aburrimiento”, “soledad”, o lo que sea. Sin la etiqueta o la historia, ¿qué es? No buscar una respuesta mental, sino más bien escuchar abiertamente todo el fenómeno: sentirlo en el cuerpo como pura sensación y energía, permitiendo que nuestra atención profundice en las sensaciones mismas a medida que se despliegan y cambian. Y simultáneamente, ver los pensamientos y las historias que ponen en movimiento este estado emocional y lo mantienen , viéndolos como lo que son ― formas de pensamiento habituales y condicionadas que no necesitan ser creídas. Y estar despierto a todo lo demás que está ocurriendo al mismo tiempo ― el ruido del tráfico, el canto de los pájaros, la luz del sol en la alfombra, y la presencia consciente que lo contempla todo. Podemos encontrar que cuando nos volvemos hacia la oscuridad de esta manera, cuando nos relajamos en la consciencia ilimitada que somos, estas emociones ya no tienen un control sobre nosotros. Incluso pueden disolverse completamente.

Pero si “hacemos” todo esto para hacer desaparecer una emoción indeseable, o para tener un despertar o para iluminarnos, eso no es verdadera meditación ― eso es pensamiento buscando un resultado, resistiendo a lo que es. Por lo tanto, esto se vuelve muy sutil. No podemos hacer que dejemos de buscar, u obligarnos a nosotros mismos a no intentarlo. Es sólo otra capa de la misma cosa: tratar de no intentar, buscar el final de la búsqueda, resistir a lo que es. Pero cuando vemos claramente este movimiento de la mente, puede disolverse por sí mismo. La conciencia es el gran iluminador y el gran disolvente.

La meditación es ver y conocer la naturaleza de la realidad directamente, no como un conocimiento, sino como una experiencia y ser inmediatos. Por tanto no estamos simplemente adquiriendo una creencia o una idea de que “No hay yo” o que “Yo soy la Consciencia infinita”, sino en realidad estamos descubriendo y realizando (haciendo realidad) todo esto por nosotros mismos. Estamos permitiendo que impregne todas las fibras de nuestro ser, para que se vuelva cada vez más sentido y encarnado como nuestra realidad viva. Las experiencias siempre vienen y van, de modo que no significa tener alguna experiencia continua de felicidad o unidad o presencia sin pensamiento, o nunca más sentirse tenso o contraído o perdido en el pensamiento. Simplemente significa estar despierto Aquí-Ahora. No como “yo” siendo cada vez mejor y mejor, sino como la consciencia misma, despertando de su propio sueño.

© Joan Tollifson, 2017

por Joan Tollifson Siempre dudo en utilizar la palabra meditación, porque se utiliza de muchas maneras diferentes para significar muchas cosas diferentes. Como yo utilizo la palabra, la meditación no tiene nada que ver con posturas o prácticas específicas, ni con estar inmóviles durante sesiones de tiempo. No se necesita incienso, ni cojines especiales, no…

a través de La verdadera meditación — maestroviejo

Anuncios

LUNA LLENA EN ARIES!!! 5 de Octubre, 2017

Estándar

Aunque quiera mirar esta lunación del 5 de Octubre con optimismo y buena fé, es muy difícil. En el fondo sería ignorar lo que ocurre a nuestro alrededor, pero como todas las lunaciones tienen su lado positivo y otro negativo, trataré de concentrarme en las miles de perspectivas en que esta Luna Llena en Aries-Libra puede manifestarse, cuando todavía se produce la oposición Júpiter-Urano en Libra-Aries.

Eso quiere decir que para esta Luna Llena el Sol se asocia con Júpiter y la Luna con Urano, aunque por grados estas no sean verdaderas conjunciones, ya que hay unos 16º entre estos vínculos. Por una cuestión de velocidad, la Luna llegará a unirse exactamente con Urano, el día 6, por tanto “antes” que el Sol se alinee exactamente con Júpiter, lo que ocurrirá hasta el 26 y no en Libra sino que en Escorpio, pues Júpiter entra en este signo (leer mi artículo de Júpiter en Escorpio aquí)el 10 de Octubre, o sea 4 días después de la lunación.  La Luna en Aries y de la mano de Urano, aumenta nuestro deseo de rebelión,  nuestra necesidad emocional de libertad, de romper cadenas, por tanto todos aquellos en la lucha por liberarse de algo que les oprime, que les quita poder, sentirán su efecto de una forma más potente. Dadas las circunstancias del referéndum en Cataluña, la de los Kurdos, la situación del Brexit, de Birmania, etc, esto nos puede llevar a más violencia y deseos de independencia de gobiernos que ya no están en contacto con las necesidades del pueblo. A nivel personal, aquellos en relaciones donde se sientan oprimidos, privados de libertad, también recibirán el bofetón, que les impulsará a reclamar su liberación.

Cuando hablamos de Naciones, la Luna representa al pueblo y su necesidad de sentirse seguros y protegidos dentro de su propio espacio, por tanto las situaciones de división ya gestadas, se dispararán aún más. Mientras tanto el Sol, nuestro sentido de identidad, se acerca a alinearse con Júpiter, nuestros ideales y creencias, algo que ya ocurrirá en el signo de Escorpio. Esto nos impulsará identificarnos aún más con nuestras creencias, mismo si debo arriesgarlo todo en el proceso. Pero el otro lado de la moneda, en su aspecto más positivo, Júpiter también nos ayuda a mirar la situación desde una perspectiva más global, lo que puede, con buena voluntad, aplacar los nacionalismos, para que en vez de detenernos en el árbol, podamos ver el bosque. Júpiter nos hace comprender que la tierra donde he nacido, no es Mía, no me la he ganado yo, ya estaba allí mucho antes que yo y toda mi familia naciera en ella. Muchos niños nacen mientras sus padres se encuentran de vacaciones en otro país, o por una razón de trabajo de sus progenitores y crecen en lugares diferentes a donde se radica la familia. Miles de migrantes de culturas bien definidas tienen sus hijos en países que les han acogido. En estos casos dónde radica nuestro sentido de pertenencia? Muchas de estos casos nos hablan de una conexión Luna-Urano o Luna en Acuario en la carta astral, donde el proceso tradicional de sentirnos “en casa” es alterado por fuerzas exteriores ajenas a nuestra voluntad.

Esta lunación forma una T-cuadrada a Plutón en Capricornio. Luna en Aries-Sol en Libra a 12º 42′ y Plutón forma cuadraturas a estas dos luminarias desde Capricornio a 16º 45′. Esta lucha por liberarnos de una institución que nos oprime, puede ser dolorosa, pero lo que sí es cierto es que nada quedará igual. Algo ha de cambiar, para que estas divisiones se apacigüen y se pueda escuchar a los dos lados por igual. Una tregua diplomática dice Júpiter en los últimos grados de Libra, pero sólo hasta el día 10, cuando éste entre en Escorpio, un signo mucho menos diplomático que Libra. Pero Plutón, Señor del Submundo nos sugiere de una forma potente que analicemos nuestros motivos y sentimientos, y recuperemos nuestras proyecciones, reconociendo que el enemigo también vive en nuestro interior. Los políticos, son corruptos en ambas partes, y siempre hay motivos ulteriores muy secretos para mover a las masas, tocando su corazoncito con una retórica nacionalista. Muchos líderes han hecho esto en el pasado y normalmente siempre se ha terminado en guerra. Trump lo hizo en  Estados Unidos y ganó las elecciones pero ha divido el país como no ocurría desde la guerra civil.

Marte, el planeta de la Guerra, rige esta lunación, y se encuentra en conjunción prácticamente exacta con Venus en Virgo. Esto puede ayudarnos a analizar la situación de una forma más cerebral y mucho menos emocional. Esta conjunción de Venus y Marte en Virgo, forma una cuadratura a Saturno en Sagitario y opone Kirón, por tanto son parte de otra T-cuadrada, que nos pide que analicemos nuestras heridas, y comprendamos que debemos acatar los mandatos que benefician a más gente, aunque no sea lo que realmente nos beneficia a nosotros. Sin orden, cunde el Caos y Saturno nos recuerda esto continuamente. Podemos luchar contra las instituciones, pero al mismo tiempo las necesitamos, para que haya orden, entonces? Cómo resolvemos estos temas tan difíciles que no nos dejan vivir en paz? Saturno también nos recuerda que debemos tomar responsabilidad por nuestras desilusiones y fracasos.

La polaridad Aries-Libra, habla sobre el tema Tú y Yo. Como puedo ser todo lo que puedo ser, a pesar de mi relación contigo? El verdadero coraje y valentía de que nos habla el Guerrero del Zodíaco, Marte, regente de esta Luna Llena, es la de Ser quien realmente somos, a pesar de las presiones familiares, sociales o culturales. Eso sí que es difícil. Pero cuando lo intentamos, la recompensa no tiene precio.

John Lennon cantaba: “Imagine there’s no countries, it isn’t hard to do
Nothing to kill or die for
And no religion too
Imagine all the people living life in peace”

(Imagina que no hay países, no es tan duro de hacer, nada por lo cual matar o morir, y tampoco, religiones. Imagina todo el mundo viviendo en paz….)

Me pregunto si podremos algún día….

Fuente: https://astrologiaarquetipica.wordpress.com/2017/10/01/luna-llena-en-aries-5-de-octubre-2017/

El yoga: el arte de la paz interior

Estándar

Francisco de Asís nos transmitió que “la paz lo es todo”. Pero no son los que hablan de la paz los que crean la paz, sino los “guerreros de la paz” los que llevan en su interior el espíritu del yogui. No debemos exigir la paz cuando nosotros no la llevamos dentro. Es incoherente exigir…

a través de El yogui Faro — Mauanda*: El Universo

Las enfermedades causadas por contaminación electromagnética

Estándar

Riesgos en el entorno: Bajas frecuencias El número de focos generadores de contaminación electromagnética en nuestro entorno ha ido aumentando progresivamente año tras año. Entre los focos emisores de contaminación electromagnética más importantes que podemos encontrar en el exterior de los edificios están las líneas eléctricas, los transformadores y las antenas de telefonía móvil, wifi, […]

a través de Las enfermedades causadas por contaminación electromagnética. — Pizarras Visual

Programa actividades en el marco de la visita de la Escuela Internacional de Yoga Amrit Nam Sarovar Argentina.

Estándar

El programa completo de las actividades que tendremos en el marco de la visita de la Escuela Internacional de Yoga Amrit Nam Sarovar Argentina.

¡Te invitamos a ser parte de esta experiencia!

Espacio Samu’u

Más información: Espacio Samu’u

programa samuu setiemre