Archivo de la categoría: energía y movimiento

¿compartir la vida o tomar un café? — gotitasdepsicodramayuyo

Estándar

Si pensamos en las relaciones que mantenemos con la gente que nos rodea, vemos que permanentemente nos elegimos para compartir las actividades que realizamos en la vida cotidiana. Estas actividades o tareas, que Moreno llamó criterios pueden ser tan simples como compartir un café en el descanso del estudio o el trabajo, y tan complejas […]

a través de ¿compartir la vida o tomar un café? — gotitasdepsicodramayuyo

LUNA NUEVA EN SAGITARIO – Hoy y mañana — Astrología Arquetípica – Cristina Laird

Estándar

Ya casi terminando el año y llega la Luna Nueva en Sagitario, que como cada una de ellas tiene muchas cosas especiales y diferente a todas las otras lunaciones. Lo que más resalta de esta lunación es, primero: que el asteroide Juno/Hera, se encuentra en conjunción prácticamente exacta al Sol y la Luna a casi […]

a través de LUNA NUEVA EN SAGITARIO – Hoy y mañana — Astrología Arquetípica – Cristina Laird

La dulce “trampa” del Mindfulness que puede cambiar el mundo.

Estándar

http://meditacion2000.blogspot.com.es/2

Resultado de imagen de mindfulness en la empresa

Mindfulness es ya un hecho en ambientes económicos y de negocios lo que nos da una idea de la dimensión que esta disciplina está adquiriendo.

Hacia el 2010  empresas como Google o General Mills comenzaron a experimentar con la meditación; hoy ya es una rutina habitual en muchas compañías de Silicon Valley y otras más tradicionales como Bank of America.

 ¿Por qué está sucediendo esto? 
En un principio existía  gran reticencia en el mundo empresarial a todas las técnicas y disciplinas que suenan a filosofías orientales, a new age  o espiritualidad. Se pensaba que eran mas propias de entornos religiosos o filosóficos. En estos ambientes siempre se las había considerado que fomentaban personas “débiles”; que poco tenían que ver con la agresividad y la dureza necesaria para alcanzar la productividad por encima de todo y de todos.

Se las consideraba incluso contraproducentes. Harían aparecer el lado mas humano de los directivos y estos se volverían también débiles a la hora de tomar decisiones importantes, como el despido de los trabajadores, o el recorte de sus derechos.

Recientemente la cuestión ha cambiado de rumbo. Por una parte los empresarios han sido atraídos por el rotundo éxito de empresas importantes que se han atrevido a incorporar algunas de estas disciplinas. Por otra han visto que estudios científicos de primera magnitud, sobre todo realizados en universidades americanas, prueban los beneficios que la Meditación, el Yoga o el  Mindfulness, entre otras, aportan a la salud.
Los estudios demuestran que con la práctica habitual se  reduce el estrés, se es  más feliz y se goza de mejor salud ( lo que implica menos bajas laborales). Las personas se vuelven más empáticas y compasivas. Con una mente mas abierta y mas capaz de enfrentarse a nuevos retos o problemas. Mas motivadas y menos proclives a la depresión o al cansancio de la rutina. En definitiva son mas productivos.
Incluso las estructuras cerebrales que se consideraban inmutables, se ha descubierto que son muy  plásticas y con las técnicas meditativas, experimentan profundos cambios físicos, absolutamente visibles.
Una disciplina que tiene que ver mucho en este cambio es el Coaching,  de amplia tradición en la empresa. Ha hecho de puente comenzando a utilizar algunas de estas técnicas con naturalidad en el mundo empresarial. Viniendo del Coaching ( Hacer que luzca lo mejor de uno mismo ) no resultaban nada sospechosas.
Por otra parte, la crisis, ha llevado a muchos empresarios a probar recursos que de otra manera jamás hubieran utilizado, con el fin de diferenciarse de la competencia.
Esta ola que parte de los paises anglosajones se ha ido extendiendo por todo el mundo occidental. En España empresas como Mahou San Miguel, Repsol y L’Oréal España desarrollan proyectos para que su capital humano pueda adquirir hábitos de conciencia plena .
Otros sectores, como ejércitos de distintos países,  también han visto en el Mindfulness una herramienta interesante para mejorar la eficacia de sus mandos y soldados. Por otra parte, la publicidad intenta capitalizar los mensajes y
herramientas del ámbito meditativo en su propio beneficio, captando así la atención de un consumidor cada vez mas receptivo a lo novedoso.
Conclusión:
 
Lo primero que podemos inferir es que la Meditación y las demás disciplinas que durante milenios han sido utilizadas en oriente son muy eficaces. De lo contrario la empresa, la publicidad o los ejércitos jamás hubieran puesto recursos en ello.
Lo segundo es que estamos en el buen camino de hacer un mundo mejor. Todo aquel que haya practicado la meditación, en cualquiera de sus ramas, sabe que produce un profundo cambio en sí mismo. Pasamos de reaccionar de manera automática a actuar o no, pero de manera consciente. A ser mas libres. La atención plena nos entrena para a vivir el momento presente, a aceptar la realidad como es. Los acontecimientos de la vida, sean los que sean, se convierten en nuestros maestros. Queda atrás la reacción de huida o apego, según  consideremos que lo que nos ocurre es bueno o malo para nosotros. La conciencia plena nos lleva a la Conciencia Absoluta, a ver que todos somos Uno, lo que nos convierte en seres cada vez mas compasivos. Aquello que la sociedad nos había hecho creer que era lo único importante pasa a un segundo plano, incluso a ser casi irrelevante.
Lo tercero es que si se generaliza mindfulness ,el mundo de la empresa sufrirá un profundo cambio, por que nosotros habremos descubierto que aquello que buscábamos fuera ya lo traemos de serie. Tenemos todas las herramientas para ser felices.
Quizás hemos iniciado el camino para que un sistema económico-productivo al servicio de la rentabilidad pase a estar al servicio de toda la humanidad.  Quizás, el término productividad, que tanto daño hace, algún día desaparezca de nuestras empresas y sea sustituido por el de felicidad. 
La meditación guarda una dulce “trampa”: Ni los directivos, ni los trabajadores, ni los generales ni los soldados si meditan, si practican mindfulness,  podrán ser ya los mismos.
Practica todo lo que puedas. Meditar es la mejor manera que tienes de contribuir a hacer un mundo. mejor. ” Se el cambio que quieras ver en el mundo “
lipe

“Mirando y escuchando hacia adentro, sintiendo el cuerpo” David Topí.

Estándar

“Mirando y escuchando hacia adentro, sintiendo el cuerpo” David Topí.

davidtopi.com

escuchando-el-cuerpo

En el post anterior (http://selenitaconsciente.com/?p=270097), hace unos días, decíamos:

No deja de ser una autoevaluación, nadie más que nosotros mismos puede mirar hacia adentro y ver cómo hemos reaccionado ante ésta y cualquiera de las miles de situaciones similares que se han ido generando y se seguirán generando en el futuro. ¿He escuchado a mi ser interior para ver qué me decía o ver qué generaba esta noticia en mí? ¿He sabido discernir una verdad de una falsedad por la energía de la información? ¿He sucumbido a los programas automáticos de mi psique que han generado miedo, preocupación y emociones relacionadas? ¿He podido ver si esto me subía o me bajaba la frecuencia, energía y vibración?

La pregunta inevitable que viene a la mente a la hora de plantearnos cómo podríamos hacer mejor esta autoevaluación en nosotros mismos, cada vez que algo así se nos presente delante, no tiene otra respuesta que cultivar el arte del diálogo, sentir y escucha interior.

Blaise Pascal, matemático, físico y escritor francés, escribió que todas las miserias humanas derivan de nuestra aparente falta de habilidad de sentarnos solos con nosotros mismos y escucharnos, sin nada más que hacer. Y otro filósofo, John Locke, en un ensayo concerniente a la comprensión humana, se preguntaba por qué los hombres razonan tan “pobremente” (sus palabras) y el mismo procedió, entonces, a dar tres respuestas a su propia pregunta.

Las tres respuestas vienen a ser la base para el diseño de este tipo de estrategias y noticias, como la que hemos comentado (http://selenitaconsciente.com/?p=270097), que modifican las realidades no físicas del hombre, para que luego termine cambiando su realidad material.
Todo se gesta siempre en los planos no físicos, de ahí que siempre es la psique del ser humano lo que tiene que ser manipulado inicialmente para que cualquier cosa en nuestra realidad suceda y se manifieste. Así, Locke decía que, primeramente, la mayoría de las personas jamás razonan del todo, sino que son conducidas por el pensar de otros, y sostienen opiniones por la fe y no por ninguna investigación original de ellos mismos. La autoridad de otros sobre la que se basa la fe, crea certeza, pero es peligrosa porque conduce a la aceptación dogmática. En el caso anterior, puesto que ninguno hemos podido averiguar realmente las bases reales, técnicas, científicas, etc., que pudiera tener ese anuncio de la Casa Blanca, aceptamos a ciegas sus predicaciones dando por supuesto que otros ya habrán hecho las comprobaciones necesarias para ello con nuestros mejores intereses en mente. Aquí ya tenemos dos cosas que podemos dar por sentadas: nadie en esos niveles de poder tiene el interés y bien mayor de la gente en mente a la hora de hacer las cosas, y, segundo, son plenamente conscientes de que nadie se va a tomar la molestia de hacer ningún tipo de investigación para ver si lo que se anuncia es cierto o no, y si lo hacen, no tienen poder para desmentir una noticia viral que se ha promovido por todo el planeta en pocas horas.

La segunda respuesta de Locke era que la razón está coloreada por las emociones. Sentimos antes de pensar y razonar como respuesta a la mayoría de las experiencias. Esto es estupendo, pero falla el equilibrio entre lo que uno siente que es correcto y lo que uno también analiza y razona, que no es otra cosa que la base de la coherencia y el funcionamiento en armonía entre los diferentes componentes instintivos, emocionales y mentales del ser humano. Generalmente simplemente nos dejamos llevar por el centro emocional y el impacto que tenga en nosotros la energía de la noticia (en este caso, miedo a las consecuencias de un evento tan colosal) que anula por completo todo juicio respecto a si la noticia tiene algo de certeza o es pura manipulación.

Finalmente, la tercera respuesta de Locke era que nuestra mente está limitada a la parcialidad: “vemos, pero en parte, y conocemos, pero en parte“. Esto nos lleva muy rápidamente a generalizar, con presunciones del tipo: “si alguien importante ha firmado un papel donde previene de una posible catástrofe, el planeta entero tiene que estar en peligro y tenemos que empezar a hacer acopio de bienes y alimentos….” (y variaciones de este estilo).

El sistema actúa rápido

En el lado opuesto, si se trata de cualquier persona que hace lo contrario, es decir, mostrar el engaño o la farsa, imagino que por vuestra propia experiencia habréis visto que por cada artículo, noticia, vídeo o publicación que destapa algo que no interesa, aparecen automáticamente tres o cuatro artículos, publicaciones y noticias que lo desmienten, lo contradicen y lo enfrentan. El problema aquí es enorme, porque la avalancha de información contradictoria que nos llega hace prácticamente imposible discernir qué es cierto y qué no lo es, qué es genuino y qué es desinformación. Forma parte de la estructura de “control de daños” existente a todos los niveles de información en nuestra sociedad.

Estamos todos en el mismo dilema, para cada cosa que leemos, descubrimos o encontramos ahí fuera, en la red, en libros, en investigaciones, experiencias personales o publicaciones de otros, tenemos siempre algo que lo contradice sin un pelo de diferencia en cuanto a calidad y supuesta confiabilidad. Por lo tanto, nuestra mente puede llegar a colapsar ante tanta información cruzada y contradictoria, y volvemos a tener otra forma de reforzar el divide y vencerás, ya que automáticamente salen los partidarios de la publicación A que dice que esto es cierto, y automáticamente salen los partidarios que dicen que es falso.

Buscando formas de discernir

Si bien todo lo anterior nos da las razones para entender el éxito de estos “exámenes sorpresa” (http://selenitaconsciente.com/?p=270097), como “estudiantes” no podemos menos que ver cómo seguir preparándonos para ellos, y esto viene a ser algo así como entender de qué forma podemos auto escucharnos y auto observarnos mejor para buscar respuestas que nos ayuden a discernir. Lo bueno sería que todo el mundo tuviera el centro intelectual superior activado, que es el que nos permite automáticamente discernir la energía de cualquier cosa, y saber con certeza absoluta si está alineada con la verdad o no. Este centro está relacionado con el octavo chakra y con el cuerpo intelectual superior, pero como es algo casi inexistente en este planeta en las personas en estos momentos, hemos de recurrir a otras herramientas más cercanas. Y una de ellas no deja de ser escuchar al cuerpo.

El cuerpo tiene sus mecanismos para discernir energéticamente la verdad

Diferentes niveles de nuestra psique tienen diferentes conexiones con el cuerpo físico que usamos. Lo que se nos escapa a nivel consciente puede estar perfectamente claro a nivel subconsciente o de cualquiera del resto de esferas mentales. Así que el mismo vehículo físico puede responder con diferentes sensaciones, reacciones, movimientos, etc., ante algo que no es correcto, y otro tipo de reacciones y sensaciones ante algo que sí lo es. Evidentemente aquí el trabajo pasa primero por escuchar al cuerpo, sentirse a uno mismo, conocer cómo reaccionamos ante un tipo de energía u otro, etc. Una vez se ha establecido esta comunicación y comprensión ante lo que el cuerpo nos dice, será más fácil notar en todo momento su “interpretación” de aquello que nos esté pasando, nos estén diciendo o estemos experimentando.

La razón es que otras partes de la psique y de la estructura multidimensional del ser humano se comunican también a través del cuerpo cuando la mente consciente y racional está ofuscada y velada por tantos programas y filtros, por lo que se convierte en un canal y mensajero estupendo a la hora de tomar decisiones o analizar cualquier cosa que nos digan. Ya hablaremos más adelante de cómo funciona esto, ya que tiene que ver con los dos sistemas nerviosos que posee el ser humano: el cerebro-espinal-simpático y el sistema nervioso autónomo-parasimpático, y las conexiones de este último con la parte psíquica y sutil de todos nosotros.

De momento, y para empezar, aprende a escuchar a tu cuerpo, sus sensaciones y reacciones en tu día a día, y tendrás una forma más, entre otras herramientas que ya tengas, de comprobar que tenemos un potente decodificador a nuestro alcance que simplemente con la práctica y paciencia puede ser tremendamente útil en casos como éste y otros que hemos vivido.

un abrazo,
David Topí

Transmutación : Como influye tu energía en la materia.

Estándar
La transmutación es una gran desconocida a pesar de lo mucho que es usada en nuestro día a día. No somos conscientes de la capacidad que albergamos y como podemos sacar provecho de ella. Todo es energía, ese principio básico que generalmente pasamos por alto.
Nos centramos en la materia, la tocamos, la acumulamos y la poseemos como un bien preciado, pero no lo consideramos como lo que realmente es, energía. Somos energía, este otro principio que va ligado y solapado al anterior, describe de una forma básica y muy concreta lo que somos, energía simple y llanamente. Caemos en el error por creernos seres pensantes e inteligentes, que somos algo más que una simple aleación química, animada por impulsos electromagnéticos. El cuerpo físico no es mas que esto, de esta ecuación por supuesto, no descartaremos la conciencia o alma que es también energía, y que es la que habita en ese vehículo para desenvolverse por nuestro entorno o densidad.
Toda esta energía esta polarizada, esto quiere decir, que en esa energía conviven dos polos, positivo y negativo. Como entes energéticos que somos, utilizamos la energía a nuestro alcance para alimentarnos, ya sea a través de luz, aire, agua (líquidos) y alimentos. Todas estas formas de energía intervienen en el proceso químico, que activa el proceso regenerativo. La maquina física, es sometida a un desgaste y un consumo energético, y esa misma maquina, esta preparada para auto regenerarse y auto abastecerse a través de distintas formas de energía, todas ellas en conjunto o de forma individual. Todo es energía, y todo es susceptible de ser consumido según nuestro patrón energético lo requiera.
La energía que nos rodea da igual la forma y la densidad que tenga, no es estática, esta constantemente emitiendo y recibiendo energía y mantiene un constante fluir. Esta energía fluye a distintos ritmos o frecuencias, según su densidad física, por lo tanto no fluirá a la misma velocidad un mineral que el vapor de agua, por ejemplo. Esta energía, esta en constante movimiento y en constantes ciclos de polarización, pero esta polaridad puede ser variada a nuestro antojo, es lo que se llama el principio de transmutación. Esta capacidad de cambiar la polaridad energética de la materia que nos rodea, esta innata en todos nosotros y operativa al ciento por ciento. Imprimimos en todo aquello que hacemos nuestra energía, emitimos una frecuencia energética altamente polarizada, y esta polarización la controlamos a través de las emociones.
Con nuestros sentimientos cambiamos la polaridad del flujo energético que emitimos y dejamos esa impronta en aquello que nos rodea y por ende en aquello que consumimos. La tradición ha dejado impresa, el modo de transmutación que hemos adquirido y aprendido, como meras costumbres con el paso del tiempo, restándole importancia a este hecho. El rito de bendecir la mesa, por ejemplo, es un modo de purificación y de transmutación energética de los alimentos, que están por consumir, emitiendo un sentimiento positivo como es la gratitud en el alimento (energía) que vamos a consumir, evitamos que cualquier energía negativa que este lleve, sea consumida y así evitar que esta nos enferme o nos perjudique de algún modo. Este rito que se ha apropiado la religión y que hemos desechado por creerlo supersticioso o ridículo, tiene una importancia vital a la hora de practicar un proceso tan importante como es el de la alimentación, provocando que el alimento, sea de la procedencia que sea, lleve impresa nuestra energía y entre en consonancia con nuestro ritmo frecuencial y no sometamos al cuerpo a un sobre esfuerzo a la hora de metabolizar esa energía.
La transmutación esta continuamente usándose en cada una de las cosas que hacemos, cuando actuemos, estaremos imprimiendo nuestra energía en todo aquello que tocamos, si nuestra actitud en negativa, estaremos emitiendo ese tipo de energía e imprimiéndola en todo aquello que hagamos, transmutando automáticamente la energía que nos rodea y que fluye a nuestro alrededor, lo que tocamos, lo que comemos, lo que bebemos, todo cambiara para adaptarse a la frecuencia energética que recibe. Si por el contrario emitimos energía positiva, todo nos será propicio y se transmutará automáticamente según nos acerquemos e imprimamos nuestra energía en ello.
La iglesia es la que mas utiliza la transmutación en su liturgia, el agua bendita por ejemplo, es un liquido salado (antiguamente agua de mar) transmutado con una liturgia que imprime en ese liquido un sentimiento positivo y purificador. Nosotros podemos bendecir nuestra agua antes de consumirla, imprimiéndole un sentimiento altamente positivo, lo que purificara y eliminara toda negatividad que esta albergue (ojo no la potabiliza, ni elimina el fluor o el cloro, los químicos requieren un proceso mas complejo, si el químico no es compatible con la estructura química del cuerpo, irremediablemente este te enfermara). Otro derivado de la transmutación usado por la iglesia es la transustanciación, esto transmuta la sustancia energética de la materia con un origen a otro distinto, como por ejemplo en la liturgia en la que se transustancia el pan y el vino en carne y sangre, tras esta operación, aunque tu tomes esas energías como pan y vino (a veces agua), en realidad estarás consumiendo carne y sangre, elementos que son mas propios de misas negras o rituales de magia ocultista.
Es muy popular el experimento de cocer el arroz y etiquetarlo en recipientes separados con palabras como amor y odio, el recipiente con la palabra amor se conserva mas tiempo, que el que porta la palabra odio, que se corrompe mucho antes. Esto es un ejemplo muy básico de cómo funciona la transmutación, en ambas etiquetas imprimimos sentimientos altamente polarizados que afectan al elemento energético de su interior, apropiándose y contaminándose de la energía emitida e impresa en esas etiquetas. Este experimento se puede llevar a cabo con todo tipo de elementos o aplicarlo en nuestro día a día a la hora de almacenar nuestros alimentos, etiquetándolos con impresiones positivas nuestras.
Otra de las formas mas usadas de transmutar la energía es cuando en un ejercicio compasivo y de amor, meditamos, oramos o pedimos, por un bien global o humanitario, por una causa altruista y de paz. La emisión de estos sentimientos positivos lanzados al cosmos con la intención de contaminar con esta energía, no solo nuestro entorno, si no la conciencia global, y la energía que fluye a través del planeta, pero no siempre estas energías terminan donde proyectamos y por regla general y sobre todo en fechas claves donde existen rituales de carácter negativo (11.11.11, 7.7.7, 12.12.12, etc…) esas energías positivas de amor y buena voluntad, son trasmutadas y polarizadas en negativas y usadas para crear caos, confusión y terror. Es mejor evitar las meditaciones masivas o los centros en los que las energías fluyen libres y son susceptibles de ser recogidas y transmutadas (Reiki o Yoga) esto también ocurre en grandes centros de peregrinación, como el Vaticano o La Meca, donde no solo nuestras energías son usadas como sustento, si no como motor para lograr sus objetivos, provocando que las entidades de carácter positivo que están trabajando para evitar esos conflictos, fracasen.
Los símbolos son también formas de energía que son susceptibles de ser transmutadas. Estamos acostumbrados a que las elites y el poder en general utilicen multitud de símbolos y los utilicen allí donde lo requieran, en banderas, escudos, anagramas… símbolos en los que imprimen una energía y se utilizan con un uso muy concreto y preciso. Nosotros no solo podemos, si no que debemos utilizar nuestra capacidad de trasmutar la energía para transformar esos símbolos negativos o contrarios a nuestros intereses, e imprimirles nuestra propia energía, hay símbolos para los que no tenemos desarrollada totalmente nuestra capacidad y es mejor evitar, también nuestros programas a nivel subconsciente nos impiden trasmutar totalmente un símbolo cuando nos topamos con el. Los símbolos más difíciles de transmutar habitualmente son los invertidos, nuestra programación inconsciente, nos dicta que invertido es negativo y por lo tanto malo, por lo cual, nuestro subconsciente jugara en nuestra contra y evitara que la transmutación sea correcta y eficiente.
Números, letras y geometrías, están a nuestro servicio para crear nuestros propios símbolos, ya sean en solitario, combinados o en series, si creamos y utilizamos nuestros propios símbolos, imprimiéndoles la energía y la capacidad que deseemos, estos funcionaran y cumplirán su cometido. Ya sea como amuletos protectores, como canalizadores de energía positiva o como medio para atraer lo que deseemos, estos símbolos serán una herramienta que no solo esta al servicio de las élites, si no también a nuestro servicio. Podemos para empezar, tomar una forma geométrica, circulo, triangulo, la que queráis (evitar los cuadrados y los cubos ya que atraen la negatividad), elegir un numero maestro (los números maestros son del 1 al 9) o añadir una letra. Se puede dar una energía a cada símbolo por separado y posteriormente combinarlo todo, por ejemplo, protección y atracción. Una vez diseñado el símbolo y transmutar su energía, se coloca o se imprime allí donde queremos que sea efectivo, como protector, atrayente de positividad, luz o como repelente de negatividad. No debemos nunca diseñar un símbolo para perjudicar a terceros ya que esto tiene consecuencias. Debemos tener en cuenta que la energía fluye y no permanece impresa en nuestro símbolo por siempre, si queremos que este siga siendo efectivo, deberemos mantener ese sentimiento impreso en el.
Tenemos que empezar hacernos conscientes que somos un manantial de energía, que no solo recibe, si no que también emite y que esa energía que emitimos deja su impronta en aquello que trabajamos o que consumimos. Una de las cosas que provocaron la desconexión de la energía alimento de nosotros, fue a partir de la utilización de herramientas metálicas (cubiertos) para alimentarnos. Al eliminar el contacto con las manos evitaron que transmutáramos por contacto, los alimentos que consumíamos. Con la utilización de cubiertos metálicos o de plástico, no solo se evita el contacto con el alimento, si no que se evita que imprimamos con nuestra energía y trasmutemos ese alimento con nuestra impronta adecuándolo a nosotros y propiciando una mejor asimilación. En oriente por el contrario, se usan herramientas de madera (palillos) que propician que fluya nuestra energía a través de ellos y mejorar el estado energético de ese alimento adecuándose automáticamente a nuestra polaridad. Algo que elimina cualquier tipo de escepticismo, es que los niños no precisan aprender a comer si lo hacen con las manos, ellos instintivamente usaran sus manos para llevarse el alimento a la boca y les costara adaptarse a la costumbre de usar herramientas para comer, algún demagogo tabernario dirá que ese instinto nos viene de cuando éramos monos… los que fueran monos, claro.
El caso, es que introducimos energías en nuestro organismo, sin haberlas transmutado y adaptado a nuestra frecuencia previamente, ya sea a través del alimento, los líquidos o el aire, estamos siendo acosados constantemente por formas de energía incompatibles con nuestra frecuencia vibracional, lo que nos agota y nos termina enfermando. Estas energías densas y negativas no nos perjudicarían tanto si aprendiéramos a transmutarlas y adaptarlas a nuestra frecuencia vibracional. Nuestras emociones, son emitidas y recogidas por formas de energía material y transformadas por contacto por nuestra frecuencia energética, no quiero decir que comamos con las manos, esto socialmente no esta aceptado y acabaría por causarnos algún que otro problema, pero podemos etiquetar la comida o el recipiente donde tengamos el agua, podemos aplicar un sentimiento positivo antes de su consumo o cubrir ligeramente el plato con nuestras manos e inyectar nuestra energía en el. Tu intuición te dirá cual es la forma correcta y el modo por el cual operar a la hora de consumir energía.