RELAJARSE-MEDITAR

Estándar

Es una invitación para el final de la jornada. 

Para pensar en lo realizado durante el día y relajarse con la música.

Para meditar y encontrar la paz y la armonía que solemos perder , ahí fuera.

La  palabra proviene de una raíz Indoeuropea que significa, “tomar medidas adecuadas”; en Latín es meditare ó meditatio y relaciona esta práctica con un ejercicio que puede ser, intelectual,espiritual, ó religioso.
El fin de la meditación es variado, pero el camino es la contemplación que se hace a través de un viaje interior profundo.
La meditación es solo una herramienta mas para usar las energías conscientes a través del amor por el planeta

PARA RELAJARSE ANTES DE MEDITAR

Pueden bajarse también esta música

Gregorio ALLEGRI – Miserere Mei

01.Miserere-Mei.mp3

02.Et-Secundum.mp3

03.Amplius.mp3

04.Tibi-Soli.mp3

05.Ecce-Enim.mp3

06.Asperges-Me.mp3

07.Averte-Faciem.mp3

08.Cor-Mundum.mp3

09.Danza.mp3

10.Quoniam-Si-Voluisses.mp3

11.Tunc-Acceptabis.mp3

12.Sofferenza.mp3

13.Tunc-Imponent.mp3

14.Danza-Ii.mp3

Meditación

Una colaboración de lipe2000

Desde hace algún tiempo  me preguntan como pueden hacer para iniciarse en la meditación. Siempre les digo lo que me dijeron a mi…” A meditar solo aprenderás meditando”. Pero como creo que esta respuesta crea mas incertidumbre, y aleja a muchos ,  he decidido contaros como me inicié yo. Cualquiera que  siga estos mismos pasos, comprobará en breve los beneficios de la meditación. Es simple, por que creo que las cosas simples son las que funcionan, a mí me funciona. Está al alcance de cualquiera mínimamente motivado, o que simplemente sienta curiosidad por entender en sí mismo que es esto de la meditación.
 Métodos existen, muchos, pero este es el que yo he utilizado para iniciarme.
Es importante que sigas el orden y tiempos establecidos y no pases, ni siquiera leas la lección siguiente hasta haber completado la anterior; caerías en la tentación de coger un atajo, y en la meditación los atajos no funcionan. Incluso aunque hayas intentado aprender anteriormente.
Los requisitos son simples, y no es necesario ser inflexible con ellos, se pueden adaptar a nuestra comodidad.
  •  La constancia, el practicar todos los días el tiempo propuesto es fundamental para crear un habito. Al principio la pereza puede ser uno de los mayores enemigos
  • Es necesario estar un poco motivado, o al menos sentir curiosidad. Debemos tener presente al menos, que nuestro objetivo es la plena conciencia, serenar la mente, sentirnos mejor. Aprender a manejar la herramienta de la Meditación para tenerla a nuestra disposición siempre que queramos. Aunque después aprederás que la meditación se realiza sin ningún fin.
  •  El lugar puede ser cualquiera que nos resulte cómodo, relativamente tranquilo, pero veremos que según que ejercicio, pueden ser lugares públicos y menos tranquilos.
  • La posición, mejor sentado, con la espalda mas o menos recta, la cabeza erguida ,pero sin tensiones, ojos cerrados, los pies en el suelo y las manos descansando sobre las piernas, hemos de sentirnos cómodos, simplemente por que estaremos así un buen rato. También, mas adelante, veremos que podemos caminar, tumbarnos, e incluso ir corriendo.
  • Necesitamos un avisador de tiempo, el del móvil, uno de cocina, el del reloj, cualquiera vale que nos de una señal al final. Yo prefiero el del móvil, por que no molesta y te puede avisar con distintos sonidos agradables.

Sin mas comencemos.

  • Tu misión es encontrar un lugar tranquilo en tu casa, en el trabajo,  donde no te molesten durante un par de minutos… el baño también vale.
  • Programa el temporizador en 2 minutos.
  • Sientate según lo explicado.
  •  Pulsa el inicio del temporizador.
  • No hagas nada mas, permanece así hasta que suene es avisador.
Practica esto mismo 2 veces al día durante 3 días seguidos, cuando lo hayas conseguido pasa a la lección siguiente…¡ A que es fácil ¡
 ¿ Como te has sentido ? 
Harás observado, que en esos momentos de “silencio”, los pensamientos en tu mente se comportaban como un grupo de monos, saltando de rama en rama. Preocupaciones, pensamientos sobre lo que haré después, sobre lo que no hice todavía, incluso sobre que hago yo haciendo esto, imágenes, distracciones con un ruido del exterior o de nuestro propio cuerpo. Es lo habitual. Tenemos del orden de 87.000 pensamientos diarios, la mayoría de ellos obsesivos y repetitivos, asaltan nuestra mente intentando reclamar atención.
Pues bien en esta lección vamos a aprender a detenerlos. Para ello focalizaremos la atención en nuestra respiración. Utilizamos la respiración por que siempre la tenemos a mano, nos acompañará siempre. Harás una respiración consciente durante 2 minutos. Respira por la nariz, preferentemente.
  •  Tu misión es entrenar una herramienta simple y eficaz para detener tu mente a voluntad unos instantes, en cualquier momento que lo necesites.
  • Sientate de la manera correcta ( con la espalda mas o menos recta, la cabeza erguida , los ojos cerrados, los pies en el suelo y las manos descansando sobre las piernas) en el sitio elegido. Sería interesante que esbozaras una ligera sonrisa, si te es cómodo.
  • Programa el temporizador en 2 minutos. Pulsa el inicio
  • Centra la atención en tu respiración, sin forzarla, sin cambiarla. En como entra y sale el aire de tu nariz, fíjate justo en como roza el aire los orificios nasales al salir y entrar.
  • Te asaltarán los pensamientos mono. No importa, amablemente, suavemente, vuelve al centro de atención de tu respiración. Con la practica será cada vez mas fácil.
  • Pronto sonará el avisador y  te sentirá mas calmado, mas consciente, mas despierto.

Practica esto al menos 1 vez al día durante 21 días seguidos. Este paso es clave para el futuro así que tomatelo en serio. Está muy estudiado que para consolidar un hábito es necesario repetir la acción durante 21 días. Busca un momento bueno para ti, son solo 2 minutos y los beneficios inmensos. Yo decidí levantarme 5 minutos antes por la mañana. Esta práctica se utiliza siempre que quieras hacer un stop a lo largo del día, eliminar la tensión, aclarar la mente, cuando lo necesites o te apetezca. Mucha gente es lo único que practica de la meditación, pero solo esto ya les ha cambiado la vida .Aunque llegues a ser un experto en meditación, este ejercicio lo seguirás usando siempre.

No me dirás que lleva mucho tiempo aprender, en 24 días le has dedicado 54 minutos y ya has consolidado una herramienta que te valdrá para siempre, comienzas a intuir el poder de Meditar, pero si persistes ni te imaginas donde te puede llevar.  Aceptar la realidad tal como es hará que nos sintamos en paz  Hará que no sean las emociones las que bloqueen nuestra mente ante una realidad que nos abruma.Y nos permitirá tener una mente clara para buscar recursos que nos ayuden a modificar lo que no nos guste de esa realidad. Todo está dentro de nosotros. Somos seres completos, creativos y llenos de recursos, solo es necesario despertar. Esto nos llevará con paciencia a comprender que el Universo nos proporciona las experiencias que necesitamos en cada momento. Comprenderemos que estemos donde estemos es el lugar en el que debemos estar. Aprendemos a vivir  en el aquí y el ahora.

  • Busca tu sitio tranquilo, donde nadie te moleste,  programa el temporizador en 5 minutos  y  siéntate de la manera correcta en la postura de meditación que has aprendido. ( Ponernos en la postura de meditación nos predispone a meditar ).
  • Busca tu respiración. Percibe como el aire entra y sale con calma, de tus fosas nasales e intenta imaginar que eres un globo de goma  con la forma exacta de tu cuerpo que se hincha y deshincha ligeramente, suavemente, con la respiración por que el aire llega a todas las partes por igual.. Repite esto 4 ó 5 veces.
  •  Ahora cada vez que inspires y espires ( mientras lo haces ) repite mentalmente de manera lenta esta frase ” Tengo el cuerpo sosegado” 4 ó 5 veces. No fuerces la respiración, simplemente síguela de manera natural.
  • Centra toda tu atención de nuevo en la zona de entrada de aire, en un punto situado en el centro de tu labio superior, justo bajo las fosas nasales. Siente como el aire acaricia ese punto al entrar y salir. Permanece así hasta que suene el avisador.  Estírate con placer, te lo has merecido.
Si los pensamientos te distraen, se muy paciente con ellos, que no te incomoden, simplemente de manera amable vuelve una y otra vez a tu punto de concentración  sobre el labio superior, las veces que sea necesario.
Practícala una vez al día durante 10 días seguidos, pero no te olvides de la práctica 2 de stop, si a lo largo del día la necesitas o te apetece desconectar un momento.A partir de aquí ya habrás cogido el hábito y simplemente colocarte en la posición de meditación que hayas elegido te  predispondrá e inducirá al estado meditativo. Ahora puedes explorar, si te apetece, alguno de los otros caminos, mantras, meditaciones guiadas, mindfulness, o si quieres permanecer siempre en estas prácticas…estarás meditando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s