Nutrición emotiva

Estándar

Aida. Nutrición emotiva

Nutrición emotiva

La nutrición emotiva analiza la relación de la alimentación con los sentimientos.
Nuestro estado de ánimo es un reflejo de los sentimientos que experimentamos en un momento dado, ellos influyen en nuestra conducta alimentaria.
La nutrición emotiva se basa en dos principios fundamentales de la nutrición ortomolecular, centrada en la relación entre la comida y la mente
Principio 1.- LOS ESTADOS DE HUMOR AFECTAN LOS HÁBITOS ALIMENTARIOS
Para que el cuerpo se desarrolle también deben desarrollarse los sentimientos
Los estados de ánimo tienen mucho que ver con el apetito y los hábitos alimentarios.
Una vida emocional equilibrada favorece hábitos alimentarios saludables y enriquecedores.
Este principio considera que el equilibrio emocional, mantenido gracias a unos ritmos elementales de alimentación nutritiva, conduce al equilibrio nutritivo y previene los ritmos de alimentación disfuncionales.
Cuando la persona está centrada emocionalmente tiene la fuerza interior necesaria para adaptarse a una nutrición de máxima eficacia y hacer frente a imprevistos más o menos desagradables.
Principio 2.- LOS HÁBITOS ALIMENTARIOS INFLUYEN EN LOS ESTADOS DE HUMOR
Una selección inadecuada de alimentos afecta el estado emocional de la persona.
Los ritmos de alimentación disfuncionales crónicos ocultan alteraciones del temperamento y podrían deberse a tensiones emocionales que se encuentran sin resolver.
Los ritmos elementales de alimentación nutritiva conducen a un equilibrio nutricional que favorece al equilibrio emocional, a su vez previene los cambios de humor negativos.
EL EQUILIBRIO NUTRICIONAL DEPENDE DEL EQUILIBRIO EMOCIONAL
El objetivo de la nutrición emotiva es alimentar el cerebro y el sistema nervioso con alimentos inteligentes y lograr el equilibrio emocional.
Una nutrición adecuada y ritmos positivos de alimentación mantienen el equilibrio químico corporal y el equilibrio emocional.
La comida determina en gran parte el estado de ánimo. La comida nutritiva estimula el hígado, el páncreas, las glándulas suprarrenales, la pituitaria, la tiroides, el hipotálamo, el sistema límbico y el sistema inmunológico para que trabajen adecuadamente. De este modo las reservas emocionales permiten afrontar todo tipo de situaciones y asumir con responsabilidad la vida emocional, así como mitigar los altibajos cotidianos.
Los ritmos elementales de nutrición dan fuerzas para regular los propios sistemas neuroquímicos y neuroglandulares (hormonas, glándulas principales, neurotransmisoras y sistema nervioso).
Los ritmos de alimentación positivos favorecen la regeneración, haciendo que con el tiempo el cuerpo cada vez este mas sano, lo cual permite una adaptación rápida a los contratiempos no previstos (por ej. Virus).
La capacidad para mantener el equilibrio nutricional permite prevenir los cambios de humor.
CAUSAS ALIMENTARÍAS QUE PRODUCEN CAMBIOS DE HUMOR
1.    Bajo nivel de azúcar en la sangre
2.    Aumento del ácido láctico (o síndrome de ansiedad producido por la leche)
3.    Disfunciones hepáticas
4. Sistema inmunológico en peligro
5. Intolerancia o alergia no identificada a algunos alimentos
1.- Bajo nivel de azúcar en la sangre
Los cambios de humor son un síntoma de agotamiento, un nivel bajo de azúcar en la sangre puede ser la base del agotamiento.
La glucosa alimenta al cerebro igual que alimenta a los otros órganos. Cuando el azúcar en la sangre disminuye rápidamente el cerebro y el sistema nervioso son los primeros en resultar afectados.
Los síntomas más comunes incluyen ansiedad, depresión, fatiga, irritabilidad, cambios de humor, nerviosismo y ansias de dulces. También pueden darse sudores, temblores, dolores de cabeza, visión borrosa y vértigo, especialmente al estar de pie.
El azúcar blanco refinado y los hidratos de carbono refinados bajan el nivel de azúcar en la sangre, debilitan los mecanismos corporales del control de glucosa y causa estrés el eje hepático-pancreático-suprarrenal.
Una dieta rica en hidratos de carbonos refinados y azucares (pasteles, refrescos industriales, galletas, etc.) da como resultado la hipoglucemia funcional.
Un nivel bajo de azúcar en sangre produce un funcionamiento confuso del cerebro afectando la disminución de la capacidad mental, como por ejemplo: dificultad para concentrarse o recordar es una primera señal de un bajo nivel de azúcar en la sangre y normalmente precede a un cambio de humor.
El bajo nivel de azúcar también influye en las acciones, actitudes y los sentimientos.
Para estabilizar los niveles de azúcar en sangre es necesario: comer con moderación cada dos o tres horas, consumir alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (cereales integrales, azúcar integral de caña, frutos secos, galletas de arroz, pastas integrales) fibras, proteínas (manteca de almendras), alimentos ricos en vitamina B y cromo.
2.- Aumento del ácido láctico
El ácido láctico puede producir ansiedad y cambios de humor.
El ácido láctico está presente en la sangre durante los periodos de mucha actividad física o esfuerzo muscular. El ejercicio puede producir el síndrome de ansiedad producido por la lactosa.
En el hígado la sacarosa, la fructosa y los hidratos de carbono refinados se convierten en glucosa, la glucosa se transforma en acido pirúvico, a su vez el acido pirúvico se transforma en energía.
El aumento del ácido láctico o síndrome de ansiedad producido por la lactosa describe esta enfermedad como el resultado del aumento de ácido láctico en el torrente sanguíneo. Los síntomas incluyen temblor, confusión, fatiga, miedo, irritabilidad, etc.
Cuando hay una deficiencia de vitamina B el acido piruvico se transforma en lactosa, la deficiencia de la vitamina B afecta la proporción de piruvato y lactosa y aumenta la cantidad de acido láctico en el torrente sanguíneo. Estos niveles elevados de lactosa conducen a un estado de ansiedad.
3.- Disfunciones hepáticas
El hígado esta directamente implicado en el proceso de la glucosa pues la almacena en forma de glicógeno. Cuando la glucosa cae bruscamente, el hígado empieza a trabajar para aumentar de nuevo los niveles.
El hígado también responde a los mensajes de las hormonas suprarrenales y transforma el acido láctico en piruvato.
El hígado desempeña un papel importante y constante en la absorción de los nutrientes del cuerpo y en la expulsión de desperdicios cuando los sistemas enzimáticos del hígado son dañados por el alcohol, las drogas, la selección inadecuada de los alimentos, el estrés, los niveles excesivos de lactosa que se mantienen en el torrente sanguíneo.
Para desintoxicar el hígado, conviene abstenerse de azúcar refinada, hidratos de carbono refinados, el alcohol, la cafeína, los productos lácteos, el pollo, los mariscos y las carnes rojas.
Se recomienda una dieta vegetariana para regenerar el hígado y el cardo mariano para proteger la función hepática.
4.- Sistema inmunológico en peligro
El sistema inmunológico protege el cuerpo de las infecciones y rechaza la enfermedad.
Pero cuando esta agotado, en peligro o con una pequeña cantidad de estrés oxidante puede causar un cambio de humor.
5.- Intolerancia a algunos alimentos
Si se experimentar con frecuencia reacciones desfavorables a ciertos alimentos es posible que sea alérgico o que no se toleren esos productos. Las alergias alimentarías se manifiestas mediante diversas afecciones inmunológicas, por ej. Infecciones crónicas de los oídos, bronquitis permanente, disfunciones digestivas agudas, lupus y otras afecciones auto inmunológicas. Todas estas enfermedades tienen un impacto negativo en el estado de ánimo, no son solo las enfermedades consecuentes, sino también los alimentos causantes son responsables de ansiedad, depresión y sentimientos de turbulencia.
Las alergias alimentarías pueden afectar la función mental y contribuir a disfunciones de las emociones y cambios de humor.
ALIMENTOS INTELIGENTES
Los alimentos inteligentes alteran la bioquímica de modo positivo, alivian de forma natural la ansiedad y mejoran el estado de ánimo.
Existe una relación entre el estado de ánimo y la presencia de tres aminoácidos específicos: triptófano, fenilalanina, tirosina , vitamina B y dos minerales: magnesio y zinc.
TRIPTÓFANO
El triptófano se transforma en serotonina como parte de la química cerebral en funcionamiento.
Se considera a la serotonina, un importante neurotransmisor, como el responsable de estabilizar o elevar el estado de ánimo, algunos la consideran un calmante natural. En cantidades elevadas favorece los sentimientos positivos, mientras cantidades menores de serotonina ocasionan irritabilidad y depresión.
El triptófano actúa como un complemento nutricional, es absorbido bien por el cuerpo, aumenta los niveles de serotonina, y la cantidad de otras endorfinas y neurotransmisores.
Alimentos ricos en triptófano
Brotes de alfalfa
Remolacha
Brócoli
Zanahoria
Coliflor
Apio
Endibias
Espinacas
Productos de soja
Berros
FENILALANINA
La fenilalanina es un componente esencial en la producción de norepinefrina del cerebro, un refuerzo hormonal de los ánimos que muchas veces se ve reducido por el estrés de las glándulas suprarrenales, también favorece estados de ánimo positivos, reduce la velocidad de descomposición de las endorfinas y enquefalinas lo que ayuda a aliviar dolores y prolongar el buen humor.
Alimentos ricos en fenilalanina
Almendras
Aguacates
Legumbres
Perejil
Mantequilla de mani
Piña
Sopa de miso
Espinacas
Productos de soja
Tomates
TIROSINA
Este aminoácido cruza la barrera sangre-cerebro para contrarrestar estados depresivos. Apoya las glándulas suprarrenales y estimula la glándula tiroides y trabaja para estabilizar el azúcar en la sangre, utilizando la vitamina B3, vitamina C y acido fólico para facilitar su transformación en norepinefrina y dopamina, importantes neurotransmisores.
Alimentos ricos en tirosina
Almendras y mantequilla de almendras
Manzanas
Espárragos
Aguacates
Zanahorias
Manteca de maní
Lechuga romana
Espinacas
Productos de soja
Sandia
Pepinos
Perejil
Berros
ACIDO FÓLICO
El acido fólico es una vitamina B que equilibra la química del cerebro, nutriendo el torrente sanguíneo y reforzando el sistema inmunológico.
Junto con la vitamina B12 y la S-adenosiletionina, un derivado del aminoácido metionina, regula los neurotransmisores, eleva los niveles de serotonina, dopamina y S-adenosiletionina.
Alimentos ricos en Acido Fólico
Espárragos
Legumbres: lentejas, judías verdes, guisantes secos
Levadura de Cerveza
Brócoli
Col rizada
Remolacha
Espinacas y verduras de hojas verdes
Productos de soja
Germen de trigo
Cereales integrales
Almendras
Aguacates
Granos de mostaza
Nueces
VITAMINA B6
Esta vitamina juega un papel importante en la transformación del triptofano en serotonina, su deficiencia afecta de manera adversa a la serotonina del metabolismo.
Los desequilibrios en vitamina B6 son comunes en mujeres que padecen del síndrome
premenstrual o la menopausia.
Pensar y memorizar requieren de la comunicación precisa e instantánea de una terminación nerviosa a otra.
La vitamina B6 metaboliza el acido glutaminico, la deficiencia de vitamina B6 puede provocar irritabilidad.
El acido glutaminico es el neurotransmisor vital que activa y transmite información desde cualquier parte del cuerpo al cerebro, reforzando la rapidez del pensamiento.
El acido gamma-aminobutirico o GABA, es el neurotransmisor que aminora el funcionamiento del acido glutaminico, el cual activa la excitación, y ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso. Por lo tanto si el acido glutaminico y el GABA trabajan en equipo los nervios se mantienen en calma y el pensamiento claro.
Alimentos ricos en vitamina B6
Aguacates
Bananas
Legumbres
Levadura de cerveza
Arroz integral
Lentejas
Espinacas
Semillas de girasol
Tofu y productos de soja
Nueces
Patatas
Harina integral
VITAMINA B1 O TIAMINA
La tiamina tiene un papel importante en la operación de la enzima tiamina pirofosfato (TPP), que ayuda a regular el metabolismo de los hidratos de carbono, la producción de energía y la función de las células nerviosas.
La tiamina potencia los efectos de la acetilcolina, el neurotransmisor responsable de prevenir la perdida de memoria.
La tiamina es esencial para la eficacia de las terminaciones nerviosas y de los neurotransmisores, su deficiencia lleva a la irritabilidad, es sumamente vulnerable al alcohol y a los sulfitos, estas toxinas pueden desactivar la vitamina y ocasionar efectos secundarios como la ansiedad.
Alimentos ricos en vitamina B1
Levadura de cerveza
Arroz integral
Trigo integral,
Mijo
Copos de avena
Piñones
Legumbres: judias pintas, guisantes secos
Semillas de girasol
Tofu y productos de soja
Germen de trigo
Nueces de Brasil
Pistachos
Maní
VITAMINA B3
La vitamina B3 esta compuesta por niacina y niacinamida, la primera contiene enzimas que ayudan a metabolizar los hidratos de carbono a nivel celular y es una parte indispensable de los sistemas de enzimas que garantizan que los hidratos de carbono sean transformados eficazmente en combustible y la segunda ejerce en el sistema nervioso un efecto relajante.
La deficiencia por malnutrición puede ocasionar deterioro de la función cerebral que puede desembocar en demencia.
Alimentos ricos en vitamina B3
Cebada
Arroz integral
Levadura de cerveza
Trigo sarraceno
Guisantes
Maní
Pimiento rojo
Sésamo
Semillas de girasol
Salvado de arroz y de trigo
Pan de trigo integral y de siete cereales
MAGNESIO
El magnesio ejerce una influencia sedante sobre el sistema neuromuscular, tranquiliza las almas ansiosas.
Los estados de irritabilidad, tensión nerviosa y carácter temperamental indican una deficiencia de magnesio.
Las personas que sufren fibromialgia y otras enfermedades relacionadas con el estrés, las que experimentan tensión crónica en la nuca y en los músculos de la espalda y las personas que casi siempre se encuentran nerviosas e inquietas se benefician con el aumento en la ingestión de alimentos ricos en magnesio.
Alimentos ricos en Magnesio
Almendras
Aguacates
Arroz integral
Zanahorias
Lentejas
Cítricos
Patatas
Lechuga romana
Verduras de hojas muy verdes
Semillas de sésamo
Tofu y productos de soja
Albaricoques
Cebada
Maíz
Porotos
Setas
Tomates
Mantequilla de maní
ZINC
El zinc junto con el magnesio es capaz de calmar los nervios mas encendidos.
– Ayuda a la formación de insulina.
– Está presente en la contractibilidad de los músculos.
– Es esencial para la síntesis de proteínas.
– Es importante para el equilibrio ácido-alcalino de la sangre.
Nuevas investigaciones lo relacionan con el buen funcionamiento del cerebro. Desempeña un importante papel en las funciones psicológicas
Alimentos ricos en Zinc
Almendras
Nueces de Brasil
Guisantes
Judias
Avena
Maní
Semillas de calabaza
Cereales integrales
Frijoles negros
Zanahorias
Perejil
Papas
Nueces
Sin estos minerales, magnesio y zinc, la ansiedad resulta inevitable.
ÁCIDOS GRASOS OMEGA-3
Los ácidos grasos omega-3 ayudan en la prevención de los trastornos emocionales
El cerebro es la fuente principal de ácidos grasos del organismo y necesita de los ácidos grasos omega-3 para el funcionamiento óptimo
Alimentos ricos en Ácidos Grasos Omega- 3
Semillas de lino
Semillas de Chia
Nueces
Almendras
Aceite de canola
Verduras de hojas verde
Pescado azul: atún, salmón, sardinas
Somos lo que comemos, los minerales, vitaminas B, los ácidos grasos esenciales y aminoácidos pueden ayudar a tranquilizar los nervios
La comida inteligente combinada con el estado de conciencia puede colaborar para eliminar de manera eficaz la ansiedad y el desequilibrio emocional, dando lugar a una vida feliz y equilibrada.
FUENTE:
Fuente: Conversando en Positivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s