La falta de tolerancia puede arruinar la salud

Estándar

La falta de tolerancia puede arruinar la salud

La falta de tolerancia puede generar enfermedades físicas y mentales. Emociones como la ira y el dolor, afectan el hígado y el flujo de energía (Jupiterimages/photos.com)
Una paciente, a quien llamaré Rita, vino para tratarse la enfermedad de Parkinson. En la medicina tradicional china, la enfermedad de Parkinson se denomina: “parálisis temblorosa”. Rita fue referida por un médico de la medicina occidental. Sufre esta enfermedad desde hace tres años, las dos manos le temblaban, la derecha más severamente que la izquierda.

Cuando Rita trataba comer, la comida siempre se le caía al piso antes de llegar a la boca debido al severo temblor. Aunque hubo mejoras después de ser tratada por un tiempo, siempre tenía recaídas.

Sabía que su enfermedad no podía ser curada solamente con medicina, sino que debería ser tratada de raíz. Entonces le hablé a Rita acerca de la tolerancia explicándole este principio.
Después de varias recaídas empecé a indagar cuidadosamente sobre los recientes acontecimientos en su vida. Relató la historia acerca de eventos que la han atormentado en los últimos tres años.

Mientras contaba la historia, su ánimo cambió de un estado de tranquilidad a uno de agitación, luego enojo, seguido por dolor. Fue entonces que entendí la verdadera causa de su enfermedad y cómo surgió la aflicción.

“Mi esposo y yo somos dueños y operamos una compañía que transporta contenedores de embarque, y tenemos una villa en una isla. Además de nuestros vecinos, éramos los únicos residentes de la isla y compartíamos una carretera privada. Como la carretera estaba en mal estado planteamos compartir los gastos para arreglarla, pero se negaron y no tuvimos otra alternativa que hacerlo nosotros mismos”.

LEA TAMBIÉN
Las hierbas chinas son realmente fascinantes
“Nunca imaginamos que el contratista que reparó la carretera dejaría, sin querer, un montón de piedras en medio del camino, lo que causó grandes inconvenientes a los vecinos cuando lo usaban”.

“Ellos pensaron que habíamos actuado imprudentemente por enojo y que lo habíamos hecho a propósito. Así que cerraron una puerta en su propiedad, bloqueando un atajo que siempre usábamos para ir a nuestra villa. Desde entonces teníamos que manejar muchos kilómetros extra para llegar a nuestra casa”.

“Mi esposo comenzó a hablar de sus acciones con malas palabras y con enojo cortó el suministro de agua. Nosotros habíamos instalado el sistema de abastecimiento de agua y el vecino se conectó con el fin de ahorrar dinero”.

“Se enfurecieron y pusieron cemento a la pila de rocas en medio del camino bloqueando completamente nuestra vía a la casa. La reparación nos costó unos 2.000 dólares, y nos volvimos enemigos irreconciliables. Además, lo más intolerable es que ambos tuvimos que buscar ayuda legal, lo que terminó costando unos !2 millones de dólares!.

“Durante los últimos tres años no podemos vivir en la villa, y nuestros vecinos tampoco pueden vivir en su casa. Nuestro conflicto está ahora en la etapa de una lucha de vida o muerte. Como la corte no ha emitido un veredicto no podemos vender la villa y no podemos vivir allí, pero tenemos que hacer el mantenimiento de la casa”.

La ira afecta el hígado, causando irritación y más ira. Siendo en este caso la causa del malestar, perjudicando el flujo de energía, el espíritu y el cuerpo.
Mientras hablaba, pude ver que estaba temblando de ira. Su cara se volvió roja y parecía estar al límite del colapso. Al ver su dolor y enojo, pude ver la raíz de las recurrentes recaídas. La ira afecta el hígado, causando irritación y más ira. Siendo en este caso la causa del malestar, perjudicando el flujo de energía, el espíritu y el cuerpo.

LEA TAMBIÉN
Las hierbas chinas son realmente fascinantes
No se le había ocurrido que el conflicto con su vecino no era nada si lo compara con su propia vida. De hecho, con un solo pensamiento, el conflicto pudo disiparse fácilmente, pero ahora, debido a la estrechez de miras, la controversia continua sin fin, con mucho dinero perdido en vano y quedando solamente en un sufrimiento constante.

Sabía que su enfermedad no podía ser curada solamente con medicina, sino que debería ser tratada de raíz. Entonces le hablé a Rita acerca de la tolerancia explicándole este principio.

Le dije, “Toma un paso atrás, como el mar y el cielo son infinitos puedes soportar un poco. Ya que incluso una flor florece a la sombra de un sauce llorón”. Después de escucharme, Rita dijo que si hubiese escuchado esas palabras tres años atrás nunca habría permitido que la situación llegara hasta donde estaba hoy.

Le hablé de los principios de “Zhen Shan Ren” [verdad, compasión, y tolerancia] y acerca de Falun Dafa, una meditación y práctica de ejercicios. También le hablé acerca de la reencarnación y la reciprocidad de los efectos del karma.

Esta era la primera vez que escuchaba hablar de estos principios. “¡Oh, Dios! Es verdad que nos hemos desviado tanto de la verdad, la compasión y la tolerancia y por eso estas tribulaciones nos han llegado.¿Es porque hemos hecho cosas malas en nuestras vidas pasadas que ahora debemos pagar por nuestras deudas?, preguntó.
“¿Es por eso que estamos sufriendo tal retribución? ¿Es correcto suponer que nos están advirtiendo? Tal vez Dios nos permite ser humanos de modo que podamos mostrar bondad a los demás”.

Sus manos dejaron de temblar. Mientras salía, me dijo: “Doctor, usted me alivió tres años de depresión y resentimiento”. No dije nada más, pero vi cómo se fue con un gran suspiro de alivio y desahogo.

La Gran Época

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s