Propiedades medicinales de los espárragos

Estándar

Dado el altísimo contenido en potasio y su bajo contenido en sodio de los espárragos, son una exquisita verdura para personas con obesidad que deban adelgazar, ayudando al organismo a eliminar los residuos producidos por la quema de grasas..

a00711734 404

Los espárragos han sido utilizados desde la antigüedad como un remedio medicinal. En China se emplearon para combatir enfermedades del aparato respiratorio, como la bronquitis o la tuberculosis. En la India, la medicina Ayurveda los utiliza para tratar problemas de indigestión, causados fundamentalmente por abuso de alimentos refinados o demasiado cargados de azúcar.

No menos importante resulta el uso del espárrago para los clásicos: Los griegos ya lo utilizaban como un remedio para dar fuerza a los riñones y aumentar la producción de orina. A lo largo de toda la historia, el uso de los espárragos como antirreumáticos y antigotosos ha sido ampliamente reconocido.

En trastornos del metabolismo

Los espárragos son especialmente útiles en caso de enfermedades del metabolismo producidas por mal equilibrio de los líquidos corporales. Las yemas de espárragos y sus raíces son uno de los mejores diuréticos naturales, siendo capaces de incrementar la producción de orina en grandes cantidades, especialmente cuando las acumulaciones de líquidos en el organismo tienen un origen cardíaco. Los responsables de las propiedades diuréticas de los espárragos son el aminoácido asparagina, la asparrasaponina, los minerales calcio, magnesio y potasio, la vitamina C y la fibra.

– Retención de líquidos: El uso de yemas de esta planta resulta adecuado para tratar el problema de la retención de líquidos causados por diversos motivos, como problemas cardíacos, trabajo sedentario.. ( Decocción de 60 gr. de raíz por litro de agua durante 5 minutos. Dos tazas al día) ( Exprimir espárragos y tomar un par de cucharadas de su jugo al día. )

– Obesidad: El tratamiento anterior se puede usar cuando exista sobrepeso u obesidad, en los que se produce una ligera cetosis del organismo debido a la quema de grasa. Los alimentos diuréticos como los espárragos, ayudan a eliminar los residuos producidos por la quema de grasas.

– Reumatismo: En caso de artritis reumatoide, o cuando se acumulen toxinas en las articulaciones y produzcan dolores reumáticos, el uso de los tratamientos anteriores ayudará a desinflamar las zonas afectadas y rebajara el dolor.

– Gota: Su uso resulta apropiado para el tratamiento de la gota, en el que se produce un exceso de ácido úrico que debe ser eliminado por la orina. ( Introducir los espárragos en una dieta para la gota)

– Infecciones renales: Los preparados con espárragos constituyen una forma de prevenirlas o de ayudar a superarlas. Los espárragos están aconsejados en las dietas contra la infección de orina o infección del riñón, por el aumento de la diuresis que producen.

– Piedras en el riñón: Respecto a si los espárragos son adecuados en el caso de piedras en los riñones, hay un fuerte discusión sobre si ayudan a disolver los cálculos de riñón o si los los responsables de originarlos. Sin embargo, sus propiedades diuréticas podrían resultar adecuadas en casos de infecciones renales o en presencia de arenilla en la orina.

En trastornos nerviosos del aparato circulatorio

Los espárragos contienen cantidades significativas de vitamina B que, junto al triptófano, precursor de la serotonina, ayuda a mantener el buen estado de los nervios. Esta cualidad se ha aprovechado para el tratamiento de anomalías circulatorias que tienen su origen en un sistema nervioso descompensado, como las siguientes:

– Arritmia cardiaca: El tratamiento con preparados de yemas de espárrago puede ayudar a solucionar problemas de arritmia cardiaca producida por estrés o nerviosismo. ( Decocción de 10 yemas de espárrago en 2 litros de agua. Dejar que el líquido quede reducido a la mitad. Tomar una cucharada cada 3 horas)

– Espasmos arteriales: La misma preparación anterior puede ser útil en caso de espasmos arteriales producidos por un exceso de ansiedad.

– Estimulante: La forma típica que presentan las yemas de los espárragos hizo creer, sin fundamento científico, que esta planta poseía propiedades estimulantes.

Preparado para uso externo

– Manchas de la cara: En uso externo el jugo resultante de la decocción durante media hora de un manojo de espárragos puede utilizarse para eliminar las manchas de la cara si lavamos la misma con este por la mañana y por la noche.

– Picaduras de insectos: El folklore popular atribuye al jugo de espárragos la propiedad de calmar el dolor producido por la picadura de abejas. ( Machacar un espárrago fresco y aplicar el jugo sobre la picadura)

– Dolor de muelas: Igualmente, se cree que este mismo jugo aplicado sobre el diente dolorido puede ayudar a disminuir el dolor.

Son variadas las formas de cocinar los espárragos trigueros. La manera más adecuada para que conserven todas sus propiedades nutritivas pasa por cocinarlos al vapor, agrupados en manojos para evitar que se rompan. Los meses de primavera son idóneos para sacar el máximo partido a esta hortaliza.

Su óptima conservación se consigue al envolver el manojo de espárragos con un paño húmedo en el frigorífico hasta tres semanas si son muy frescos. Si se guardan en una bolsa de plástico, se condensa la humedad y se desarrollan antes los mohos, por lo que su periodo de conservación se reduce a dos o tres días.

Fuentes consultadas: BotanicalConsumer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s