Nuevos Estudios Confirman el Vínculo Entre la Soda y la Diabetes

Estándar

Por el Dr. Mercola

Las sodas y otras bebidas azucaradas no proporcionan ningún valor nutricional, y eliminarlos de su alimentación podría ser una manera ideal para mejorar su salud.

Una botella de 20 onzas de soda de cola contiene el equivalente a cerca 16 cucharaditas de azúcar en forma de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), lo que hará que sus niveles de insulina se eleven a los 20 minutos de haberla bebido.

Su hígado responde a este estallido de insulina al convertir cantidades masivas de azúcar en grasa, forma en la que se almacena la mayor parte—de donde se origina el aumento de peso asociado con una alimentación alta en azúcar.

Sin embargo, un nivel crónicamente elevado de insulina (que definitivamente tendrá si bebe soda regularmente) también es un factor fundamental para la mayoría de las enfermedades crónicas, desde la diabetes hasta el cáncer.

Bebidas Azucaradas Están Vinculadas a un Mayor Riesgo de Diabetes

La obesidad, falta de ejercicio y la historia familiar de la enfermedad son algunos de los factores de riesgo para la diabetes tipo 2. Sin embargo, su dieta es quizás es el principal predictor de la diabetes y las bebidas azucaradas como las sodas pueden desempeñar un papel importante.

El consumo de sodas ha sido identificado en repetidas ocasiones como un factor de riesgo para el aumento de peso y la diabetes.

Más recientemente, los investigadores británicos,1,2,3,4 investigaron si las bebidas azucaradas, ya sea jugos de frutas, y bebidas de dieta podrían o no influir en el riesgo de diabetes tipo 2, incluso después de controlar el factor de riesgo de la obesidad–es decir, ¿Podrían aumentar su riesgo de diabetes tipo 2, a pesar de no ser obeso?

El meta-análisis incluyó 17 estudios observacionales que involucraron a más de 38,250 casos de diabetes tipo 2, los cuales reportaron tomar bebidas azucaradas, jugos de frutas y bebidas endulzadas artificialmente. Ninguno de los estudios fue financiado por la industria.

Según los autores:

Un mayor consumo de bebidas azucaradas [una porción de 250 ml al día o más] se relacionó con una mayor incidencia de diabetes tipo 2, en un 18 por ciento por una porción/día y 13 por ciento antes y después del ajuste de la adiposidad [es decir, grasa corporal] …

En cuanto a las bebidas endulzadas artificialmente, 25 por ciento y 8 por ciento… y para el jugo de fruta, 5 por ciento y 7 por ciento.

Las potenciales fuente de heterogeneidad o tendencias no fueron evidentes para las bebidas azucaradas. Para las bebidas endulzadas artificialmente, se indicaron las tendencias de publicación y la confusión residual.

Sobre el jugo de fruta el hallazgo no fue significativo en los estudios que analizaron objetivamente la diabetes 2.“[El énfasis es mío]

Los investigadores estiman que en un período de 10 años, el reducir el consumo de bebidas azucaradas podría reducir el número de nuevos casos de diabetes en casi dos millones en los Estados Unidos y en 80,000 en el Reino Unido.

También señalan que, si bien las tendencias y factores de confusión parecen influenciar los resultados de las bebidas endulzadas artificialmente, “ni las bebidas endulzadas artificialmente ni los jugos de frutas son alternativas adecuadas a las bebidas endulzadas con azúcar para prevenir la diabetes tipo 2”.

Las Bebidas de “Dieta” Empeoran la Obesidad y Diabetes

Para ayudara a las personas con diabetes y las que tienen problemas de peso, la industria de las bebidas ha creado un gran nicho de bebidas de “dieta”, endulzadas con endulzantes artificiales o bajos en calorías.

Sin embargo, desde la llegada de los endulzantes artificiales, las tasas de obesidad y diabetes han seguido aumentando5 y la investigación en los últimos 30 años ha repetidamente demostrados que tiene efectos muy similares a los de azúcar regular, promueven tanto la obesidad como la diabetes.

Algunos estudios han demostrado que los endulzantes artificiales empeoran la diabetes y la obesidad en un grado mayor que el azúcar regular y el jarabe de maíz de alta fructosa.6

Por ejemplo, un estudio realizado en 20127 encontró que la sacarina y el aspartame provocaron un mayor aumento de peso que el azúcar, incluso cuando el consumo calórico total fue el mismo.

La investigación8,9 publicada el siguiente año resalto el hecho de que las personas que toman soda de dieta sufren exactamente los mismos problemas de salud que los que beben soda regular, incluyendo un aumento excesivo de peso, diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular y derrame cerebral.

Para ver más investigaciones que muestran la manera en que los endulzantes artificiales promueven la obesidad, diabetes tipo 2 y otros problemas de salud, lea anterior artículo sobre el aspartame.

El peso de la evidencia es lo suficientemente claro en este punto de que la publicidad de los alimentos y bebidas endulzadas artificialmente que utilizan la palabra “dieta” es extremadamente engañosa.

El Uso de la Palabra “Dieta” para Promover los Productos para Bajar de Peso Es Engañoso y Falso

La publicidad engañosa está prohibida por la ley federal y el término “dieta” sólo se permite en las marcas o etiquetas cuando no es falsa o engañosa. La palabra “dieta” indica que le ayudara a perder peso, pero la ciencia claramente refuta la exactitud de tales afirmaciones.

En vista de ello, el grupo de consumidores US Right To Know de los Estados Unidos (US RTK) le ha solicitado a la Comisión Federal de Comercio (FTC) y a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) investigar a Coca-Cola Co., PepsiCo. Inc., y otras empresas por publicidad engañosa.10,11,12

El 1 de julio, US RTK envió otra carta13 a la FDA, rogándole a la agencia detener a Coca-Cola Company de hacer “afirmaciones ilegales de que sus sodas endulzados artificialmente previenen, mitigan o que curan la obesidad. ”

Coca-Cola Company recientemente anunció14 que su principal compromiso global para combatir la obesidad es ofrecer opciones de bebidas bajas o sin calorías en todos los mercados.”

Pero, las bebidas endulzadas artificialmente promueven la obesidad en lugar de combatirla–que la investigación claramente indica que es verdad–entonces el compromiso de Coca-Cola no es nada útil. Tampoco es apoyado por la ciencia.

Como lo indicó el comunicado de prensa de US RTK:15

“La ley y reglas federales permiten que las compañías de alimentos hagan “declaraciones de propiedades saludables” basadas en la ciencia que relacionen un producto a un menor riesgo de una enfermedad, pero les prohíben hacer “declaración de enfermedades”, o afirmaciones que indiquen diagnosticar, mitigar, tratar, curar, o prevenir una enfermedad específica.

En este caso, existe una creciente evidencia científica que vincula los endulzantes artificiales al aumento de peso, no a la pérdida de peso.

‘Coca-Cola engaña a los consumidores haciéndolos creer que las sodas endulzados artificialmente es un tratamiento para la obesidad’, dijo Gary Ruskin, co-director de US Right to Kow.

‘Coca-Cola se equivoca en los hechos y la FDA debe detenerlos en caso que estén del lado equivocado de la ley’.”

¿Será Que los Bebedores de Soda de Dieta Simplemente Están Cambiando un Peligro por Otro?

Afortunadamente, las ventas de sodas han disminuido por varios años, tanto entre marcas regulares y como de dieta. Según la revista Time,16 Diet Coke presenció un descenso del siete por ciento en las ventas durante los últimos tres meses, lo que sugiere un mayor nivel de conciencia. Por desgracia, parece que muchas personas simplemente están cambiando una bebida de dieta para otra.

Diet Coke vs. Diet Pepsi by Sales Volume

Mientras que las ventas de Coca-Cola de Dieta han disminuido, las ventas de Coca-Cola Zero han aumentado en un seis por ciento, lo que compensa las perdidas. Tanto Diet Coke como Coca-Cola Zero contienen aspartame, así que es probable que las personas estén cambiando debido al sabor en lugar de las preocupaciones de salud del aspartame.17 Es probable que otras personas también se confundan con el más reciente ajuste de Diet Pepsi, que a partir de agosto ya no contendrá aspartame,18,19 lo que podría parecer un paso más en la dirección correcta.

Sin embargo, simplemente lo están reemplazando con sucralosa, también conocido como Splenda,20,21 por lo que el resultado final sigue siendo el mismo… La ironía de esto no ha pasado desapercibido. El 26 de abril de 2015 por US Right to Know tuiteó el siguiente mensaje

#DietSodaScam: @PepsiCo cambiar de aspartame a sucralosa es como acomodar las sillas del patio del Titanic.

De hecho, mientras que es menos difundida, la sucralosa se ​​asocia con muchos de los mismos efectos adversos que el aspartame, incluyendo aumento de azúcar en la sangre y de peso.

Los investigadores también han encontrado que la sucralosa puede matar hasta un 50 por ciento de su microbioma.22,23 Esto es muy importante, porque cuando destruye las bacterias intestinales saludables se predispone a los microorganismos hostiles que pueden causar problemas de salud. Peor aún, la sucralosa parece enfocarse en los microorganismos beneficiosos en mayor medida que las bacterias más perjudiciales y patógenas. Y notablemente, de acuerdo con un estudio,24 estos efectos adversos sobre el microbioma intestinal se mantuvieron incluso después de un largo período de recuperación de tres meses.

La Función de los Contaminantes Ambientales en el Riesgo de Diabetes

Por supuesto que las bebidas azucaradas y/o endulzadas artificialmente no son la única causa de la obesidad y la diabetes. Hay muchos otros factores alimenticios que contribuyen al problema. Me he convencido de que comer alimentos REALES es imprescindible para una buena salud, pero incluso en la categoría de alimentos enteros existen factores de riesgo que habría que tener en cuenta, cortesía del estado contaminado de nuestro mundo.

Un ejemplo de ello es el pescado. Una serie de análisis se han publicado en los últimos años que tienen el objetivo encontrar los vínculos entre el consumo de pescado y la diabetes tipo 2.25

Si bien las razones aún no están claras, las personas que comen pescado parecen tener un mayor riesgo de la enfermedad. Un potencial culpable parece ser los contaminantes ambientales como las dioxinas, PCBs y pesticidas clorados. Se encontró que los veteranos de la guerra de Vietnam expuestos al Agente Naranja tienen tasas más altas de diabetes que los que no fueron expuestos, y los investigadores han propuesto que los persistentes contaminantes orgánicos (POPs por sus siglas en inglés) pueden ser un factor de riesgo más fuerte para la diabetes que la obesidad.

Los POPs son muy persistentes en el medio ambiente, incluyendo los ríos y los océanos, y la mayoría de los peces en cierta medida están contaminados con estos. Desafortunadamente, los POPs se acumulan en los tejidos grasos, e históricamente los peces han sido una de las mejores fuentes de grasas saludables. (Como regla general, los mariscos capturados en Alaska y el Pacífico Sur tienden a ser los más seguros en términos de contaminantes POP).26 De acuerdo con un estudio realizado en 2008:27

“Las fuertes asociaciones observadas en diferentes estudios sugieren la posibilidad de que la exposición a los POPs puede causar diabetes. Una sorprendente observación es que las personas obesas que no tienen niveles elevados de POPs no están en riesgo elevado de diabetes, lo que sugiere que los contaminantes orgánicos persistentes en lugar de la obesidad en sí, son los responsables de esta asociación. Aunque se desconoce el mecanismo específico, la mayoría de los POPs inducen un gran número y variedad de genes, incluyendo varios que alteran la acción de la insulina”.

¿Podría la Eliminación de las Grasas Saludables Desempeñar un Papel en la Diabetes?

Otra teoría alimentaria es que el aumento de las tasas de diabetes podría estar en parte relacionado con la eliminación de las grasas lácteas saludables. La grasa saturada, ácido heptadecanoico, en particular, presente en la mantequilla, ha demostrado mejorar el síndrome metabólico en delfines nariz de botella. Como lo reportó NewsMax:28

“Para entender mejor lo que podría ser un factor del síndrome metabólico en los delfines, empezamos a explorar su alimentación, que es principalmente pescado, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Stephanie Venn-Watson… Dado que muchos humanos complementan su alimentación con ácidos grasos de omega-3 de pescado, los investigadores midieron los niveles sanguíneos delos ácidos grasos en 49 delfines, así como en el pescado que comían.

‘Nos sorprendió encontrar que entre los 55 ácidos grasos estudiados, la grasa saturada ácido heptadecanoico mostró tener el impacto más beneficioso sobre el metabolismo de los delfines’, dijo Venn-Watson.

‘Los delfines con niveles más altos de ácido heptadecanoico en la sangre tenían menor insulina y triglicéridos’. Cuando los delfines con bajos niveles de ácido heptadecanoico fueron alimentados con pescado alto en el nutriente, los síntomas del síndrome metabólico, como la insulina alta, glucosa y triglicéridos, regresaron a la normalidad dentro de los seis meses… “

El ácido heptadecanoico es una grasa saturada que se encuentra en productos lácteos como la leche entera, yogur y la mantequilla; centeno; y ciertas especies de peces, como el salmonete. Los investigadores sugieren que el evitar la grasa de los lácteos enteros puede haber causado inadvertidamente las deficiencias generalizadas de ácido heptadecanoico, y que esta deficiencia podría estar jugando un papel en la epidemia de diabetes.

Las Personas que Toman Café Podrían Tener un Menor Riesgo de Diabetes

Ya que estamos hablando de bebidas y algunos de los factores alimenticios más sorprendentes de la diabetes, la reciente investigación encontró que las personas que toman café a largo plazo tenían una menor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con las personas que no beben café. Los investigadores creen que este beneficio puede ser debido a la capacidad del café para amortiguar la inflamación.29

La planta del café y sus semillas (granos de café) contiene una mezcla natural de polifenoles antioxidantes (incluyendo ácidos clorogénicos), bioflavonoides, vitaminas y minerales que trabajan en conjunto para ofrecer unos impresionantes beneficios que promueven la salud, e incluso ayudan a neutralizar los efectos más severos de la cafeína que se encuentran naturalmente en el café.

Hay más de 1,000 sustancias químicas diferentes en el café y los investigadores apenas están empezando a entender la manera en que dicha sinergia entre ellos podría beneficiar su salud, pero existe evidencia preliminar que sugiere que puede ser útil contra la diabetes. Dicho esto, si decide tomar café, asegúrese de que sea orgánico y bébalo negro, sin azúcar, endulzantes artificiales, leche u otras cremas. Si agrega azúcar o endulzantes artificiales a su café podría elevar su nivel de insulina, que es lo primero que tienen que evitar con el fin de prevenir la diabetes.

Elija sus Bebidas Inteligentemente

Las bebidas azucaradas, ya sean endulzadas con azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa, fructosa de origen natural, o endulzantes artificiales, son algunos de los peores culpables que causan la obesidad, diabetes y los problemas de salud relacionados. Recuerde que las bebidas azucaradas también incluyen los productos de leche con sabor, tés embotellados y productos de agua “mejorada”. Yo tendría mucho cuidado con cualquier cosa en la etiqueta como “sabores artificiales”– especialmente si los productos dicen ser bajos en azúcar.

Eliminar TODOS estos tipos de bebidas puede ser una excelente manera para reducir su riesgo de aumento de peso y diabetes. Su mejor opción más económica y eficaz de bebidas es el agua filtrada del grifo. Le recomiendo encarecidamente utilizar un sistema de filtración de agua de alta calidad a menos que pueda verificar la pureza de su agua. Dado que la mayoría de las fuentes de agua están ahora gravemente contaminadas, el tema de la filtración y purificación del agua no podría ser más importante.

El agua mineral o club soda es otra opción. Agregar un chorrito de limón o lima es una manera de añadir un poco de sabor y variedad, y muchas personas que toman soda tienen mejores probabilidades de eliminarlas cuando las sustituyen con un poco de agua con gas. Además de la purificación, también creo que es fundamental beber agua viva. Recientemente entrevisté al Dr. Gerald Pollack.

Esta cuarta fase del agua se conoce como “agua estructurada” y es el tipo de agua que se encuentra en todas las células. Esta agua tiene propiedades curativas y es creada de forma natural en una variedad de maneras. El agua de un manantial profundo es una excelente fuente de agua estructurada y existe un excelente sitio web llamado FindaSpring.com donde puede encontrar un manantial natural en su área. También puede promover el agua estructurada a través de un vórtice, es decir, agitar el agua, creando un vórtice en el vaso o una jarra.

En cuanto a una opción segura a los endulzantes, podría utilizar stevia o Luo Han, que son endulzantes naturales seguros. La stevia es fácil de cultivar y puede cortar las hojas conforme las vaya necesitando. Ordene dos plantas pequeñas de Amazon y ahora ya son grandes arbustos de stevia. Únicamente tenga en cuenta si tiene presión arterial alta, colesterol alto, diabetes o exceso de peso, entonces tiene problemas de sensibilidad a la insulina y probablemente se beneficiaría al evitar todos los endulzantes, incluyendo la stevia y Luo Han.

Fuente: http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/08/05/relacion-soda-diabetes.aspx?e_cid=20150805_ESPANL_art_1&utm_source=espanl&utm_medium=email&utm_content=art1&utm_campaign=20150805&et_cid=DM83974&et_rid=1063796182

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s