Estamos llenos de basura genética?

Estándar

Estamos llenos de basura genética

Qué contiene a cabalidad todo el material genético que guarda el genoma humano es todavía un enigma para la ciencia, sobre todo porque los científicos han descubierto que aproximadamente el 95% del material contenido en el ADN no parece cumplir ninguna función concreta.

Proyecto genoma

No es ninguna novedad, pero por ello no deja de ser sorprendente. Luego de descifrar el genoma humano, investigadores del Proyecto Genoma hallaron largos trechos de ADN en la doble hélice que no parecen servir para nada, algo así como una especie debasura genética o ‘nanobasura’, que convive silenciosamente con esos otros genes cuyas funciones ya han sido descifradas.

El ser humano posee alrededor de 30 000 genes, repartidos en 23 pares de cromosomas, de cuyo contenido al parecer solo el 5% corresponde a genes que desempeñan papeles específicos, es decir, el 95% es basura conformada por inútiles parejas de bases nitrogenadas y de aminoácidos erráticos que se acumulan como desperdicios en una ínfima escala.

Una hipótesis plantea que estos desechos genéticos pudieron acumularse allí porque no estorbaban o porque eran rezagos,23 pares de cromosomas ruinas de antiguos virus o de bacterias que alguna vez atacaron a nuestros ancestros en la larga carrera de la evolución de la vida hasta llegar al Homo Sapiens y quedaron integrados en el genoma. Estamos hablando de material que puede llegar a tener hasta millones de años de antigüedad, que puede provenir de especies que nos anteceden y que incluso se remontan muy atrás en épocas anteriores a las de la era de los dinosaurios.

Sin embargo, al equipo de investigadores del Proyecto Genoma Humano, entre muchas otras tareas aun le queda la de establecer qué tan acertada es esa hipótesis sobre este enigma que albergan los seres vivos, no solo el ser humano, en cada una de las células que lo habitan. No vaya a ser que aquí ocurra lo mismo que lo que sucedió con la glía en el cerebro, cuya presencia fue un misterio durante muchos años.

Las células de la glía, que son entre 10 y 50 veces más abundantes que las neuronas en el cerebro, no parecían desempeñar ningún papel específico, por lo que se creía que solo cumplían funciones de soporte estructural o metabólico para las neuronas, algo así como un relleno. Solo en los últimos años se logró establecer que la glía desempeñaba un papel mucho más importante que el que la ciencia le había atribuido; nada menos que como reguladora de la actividad cerebral y como reparadora de las lesiones del sistema nervioso, entre otras.

http://markota.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s