¡Bienvenid@ a Creer para Crear!

Estándar

logo iniciativa creer para crear

“Iniciativa Creer para Crear”

…un espacio de expresión, libertad, corporalidad,diversidad, vivencia, arte y cultura…



Información y contacto: roatomi@yahoo.com Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Microbiota: El “cerebro de las emociones” está en el intestino — Atrevete y despierta.

Estándar

 

microbiota, intestino, cerebro, emociones, emocional

Su nombre científico es “microbiota” y desde no hace mucho tiempo se le conoce como nuestro “segundo cerebro”. También es la flora intestinal y está compuesta por bacterias y virus (y hongos, amebas y otros patógenos). De manera paradójica, algunas de las enfermedades que hoy nos asolan puede que tengan su origen en un mal estado de ella, la microbiota, que comienza a considerarse un “superórgano”.
Lo primero sería explicar cómo funciona nuestro interior, sobre todo el que “trabaja” con los alimentos que le proporcionamos. El intestino delgado recibe la comida del estómago y continúa la descomposición del alimento iniciada en el segundo. Las paredes absorben los nutrientes, que pasan al torrente sanguíneo y se apartan los desechos, que van al intestino grueso, donde se forman las heces.
El intestino delgado mide entre seis y siete metros, ¿es difícil de imaginar algo así dentro de nosotros verdad? El grueso, el segundo intestino, tiene un metro y medio aproximadamente.

microbiota, intestino, cerebro, emociones, emocional

Es nuestra “vida interior”. El intestino es un espacio húmedo que posee una temperatura estable, un espacio ideal para los microorganismos que lo habitan que en él se alimentan de las vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos y azúcares que les proporcionamos a diario.
El 90% de la fauna microbiana que vive en nuestro interior compone la microbiota, que recubre las paredes y vellosidades de nuestro intestino.
Nuestra microbiota intestinal contiene 100 billones de microorganismos, incluyendo como mínimo 1.000 especies diferentes de bacterias. De hecho, la microbiota intestinal puede pesar hasta dos kilogramos.
Un dato relevante es que solo un tercio de nuestra microbiota intestinal es común a la mayor parte del resto de población, mientras que los otros dos tercios son específicos en cada persona. Es pues como el carnet de identidad personal. En nuestro organismo hay más vida microbiana que células.
A nadie parecía interesarle un mundo así pero desde que se ha comenzado a investigar nos vamos dando cuenta de que el alzheimer, el parkinson, la esquizofrenia o el autismo podrían tener su origen en el intestino. ¿Quién no ha sentido dolor de estómago durante una situación de gran ansiedad o nerviosismo? Como cuenta El País:
Se ha demostrado, por ejemplo, que ratones tranquilos que recibieron trasplantes de microbiota de otros más ansiosos, se volvían más aventureros. El neurocientífico Gerard Clarke, de la Universidad de Cork, en Irlanda, ha investigado su influencia en el estrés.
En un estudio realizado con 22 personas sanas descubrió que quienes habían recibido una bacteria presente en el yogur (la Bifidobacterium 1714) padecían menos estrés, registraban niveles más bajos de cortisol en sangre y sus habilidades cognitivas estaban más afinadas que las de los individuos que habían recibido placebo”.
Nuestra psique está principalmente controlada por el cerebro. Pero la importancia de la microbiota es tal que el 95% de la serotonina y el 50% de la dopamina se producen en el intestino delgado. Por eso los estudios recientes documentan que en parte la irritación, la ansiedad, la depresión o la llamada hiperactividad están relacionados con la salud intestinal.
Michael Gershon, investigador de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) publicó en 1999 su obra, no traducida al español The second brain (El segundo cerebro), de referencia en este ámbito pues en ella definió cómo funciona el sistema nervioso entérico que se llama a todo lo que estamos contando sobre la microbiota.
Ese segundo cerebro está compuesto por capas de neuronas ubicadas en las paredes del tubo intestinal y que contiene unos 100 millones de neuronas.
Ese cerebro no es un órgano de ideas o pensamientos pero sí que tiene importancia clave en las emociones y sentimientos. Así que eso de que el estómago “se cierre” en una situación estresante o que parezca poblado de mariposas ante el amor también tendría una explicación científica.
Otro día trataremos sobre cómo influyen los alimentos que ingerimos en nuestra microbiota.

por Atrevete y despiertafuente ojodeltiempo.comSu nombre científico es “microbiota” y desde no hace mucho tiempo se le conoce como nuestro “segundo cerebro”. También es la flora intestinal y está compuesta por bacterias y virus (y hongos, amebas y otros patógenos). De manera paradójica, algunas de las enfermedades que hoy nos asolan puede que tengan su origen…

a través de Microbiota: El “cerebro de las emociones” está en el intestino — Atrevete y despierta.

La terapia junguiana: restablecer el equilibrio emocional a partir de lo inconsciente

Estándar

La terapia junguiana: restablecer el equilibrio emocional a partir de lo inconsciente

La terapia junguiana o análisis de Jung busca iluminar esas áreas oscuras de nuestra psique para favorecer la autorrealización. Es el arte de una psicología profunda, donde gracias a una relación dialéctica y cercana entre el analista y el paciente, se logra unir las partes conscientes con las inconscientes para dar forma a un Yo más genuino y a un auténtico equilibrio emocional.
Si hay algo que la mayoría sabemos es que la figura de Carl Jung y su legado atrae, inspira y apasiona. El padre de la psicología analítica era mucho más que ese psiquiatra y analista suizo que llevó a otro nivel muchos de esos conceptos heredados de Sigmund Freud. Jung fue un alquimista de la ciencia, de la antropología, la astrología, el arte, la religión y el mundo de los sueños…
Lejos de ver cada una de estas áreas del conocimiento de forma aislada, las puso al servicio de la psicología para dotarla de un significado más profundo, unitario y más dinámico. De este modo, la explicación del inconsciente mejoraba y también lo hacía la de todo ese universo, a veces convulso, donde subyacen nuestros conflictos, nuestras necesidades, pulsiones y esos aspectos que dificultan que disfrutemos de una buena salud mental.
Cabe decir, no obstante, que no abundan los terapeutas junguianos. Este tipo de terapia no es tan habitual como muchas otras que se basan en enfoques más frecuentes y con un mayor respaldo empírico documentado, como el cognitivo-conductual o incluso el humanista. En este sentido, la obra de Jung, así como la terapia junguiana, a pesar de la originalidad de sus aportaciones se la ha considerado un tanto asistemática y compleja.
► EI psicoterapeuta debe ver a cada paciente y a cada caso como algo inédito, como algo único, maravilloso y excepcional. Solo así se estará mas cerca de la verdad.
                                                             Carl Jung
Sin embargo, universidades como la de Berkeley enseña psicología junguiana desde los años 70. Asimismo, en la última década se está viendo un resurgir de este tipo de terapia, sobre todo en Sur América así como en algunos países de Europa. En España, por ejemplo, existe la “Sociedad Española de Psicología Analítica”, encargada de difundir el legado de Jung y de formar a los futuros psicoterapeutas junguianos.
Estamos, por tanto, ante un tipo de terapia que empieza a asentarse con más fuerza en el campo de la atención psicológica y que sin duda merece la pena conocer en profundidad.

¿Cuál es la finalidad de la terapia junguiana?

La terapia junguiana es una forma especializada de psicoterapia que tiene como objetivo facilitar la integridad psíquica de la persona llegando a un acuerdo con el inconsciente.Así, algo que debemos entender en primer lugar, es que dentro de este encuadre psicoterapéutico se entiende que todos disponemos de un “sustrato psíquico” con unas dinámicas inconscientes a veces muy complejas que impactan en nuestras actitudes, forma de pensar y de relacionarnos…
El objetivo del terapeuta junguiano es conseguir que tomemos conciencia de esos factores inconscientes para favorecer una reconciliación con lo inconsciente. De este modo, podemos propiciar lo que Jung denominó en su momento como proceso de individualización. Es decir, con este tipo de psicoanálisis lograríamos una armonía entre necesidades y logros, entre pasado y presente alcanzando una madurez genuina donde nuestro yo, puede definirse de forma auténtica sintiéndose libre, y capacitado para seguir creciendo.

¿En qué momento o en qué situaciones nos sería útil la terapia junguiana?

En la terapia de Jung nos puede ayudar a entender y a afrontar procesos tan complejos como la depresión, la ansiedad o incluso posibles adicciones.
Este enfoque psicoterapéutico se basa en un proceso por el cual el paciente deberá pasar con ayuda de su terapeuta por tres fases muy concretas: la auto-conciencia, la transformación y actualización. De este modo, lograremos ver aquello que subyace en lo más oscuro e inaccesible de nuestra psique para trasformarlo y proceder al cambio.
De este modo, podemos considerar que este enfoque nos será útil en los siguientes momentos y situaciones de nuestra vida:
  • Épocas en que arrastramos cierto desánimo, apatía, sensación de incertidumbre…
  • Momentos en que nos sentimos enfadados, frustrados con algo sin saber muy bien la razón.
  • Etapas en las que atravesamos problemas con nuestra relación afectiva.
  • Fases en las que iniciamos nuevas etapas en nuestras vidas y donde de algún modo, tememos cometer los mismos errores del pasado.
  • Cuando nos sentimos “perdidos”, sin saber qué dirección seguir o qué decisiones tomar.
  • Cuando percibimos que estamos “atascados” en las mismas formas de comportamiento, esas que nos producen infelicidad.
  • La terapia junguiana es útil para artistas o profesionales que basan su trabajo en la creatividad y que sienten que ya no tienen ideas.
  • Personas que necesitan entender determinados sueños.

Objetivos terapéuticos del análisis junguiano

Tal y como hemos señalado con anterioridad, el el análisis junguiano es una forma especial de psicoterapia donde se intenta llevar al paciente hacia una “reconciliación” personal con el inconsciente. ¿Qué supone esto? Significa básicamente que la estrategia terapéutica consistirá en convertirnos en exploradores de nuestra psique en compañía de un profesional experto en este campo, donde entender por qué ciertas dinámicas y “presencias” inconscientes afectan nuestro comportamiento.
Para lograrlo la terapia junguiana tendrá como objetivo el analizar una serie de dimensiones muy concretas. Son las siguientes.

1. Trabajar nuestro “material” inconsciente

Mientras para el psicoanálisis freudiano lo inconsciente no es más que un espacio donde se contienen gran parte de nuestras pulsiones y deseos sexuales reprimidos, Carl Jung quita el foco a todas esas explicaciones deterministas para descubrirnos que en las profundidades de nuestra mente hay toda una arquitectura de contenidos, símbolos, arquetipos y significados que debemos sacar a la luz.
De este modo, y para abordar todo ese material inconsciente, la terapia junguiana se vale de dos etapas bien definidas.
  • Comprender nuestra arquitectura inconsciente. A través de una serie de estrategias muy concretas como puede ser el análisis de los sueños, el arte, el diálogo o la imaginación, el terapeuta debería identificar y entender cada símbolo y arquetipo que hay en nuestro inconsciente. Sin embargo, el paciente tomará parte activa en ello, porque una buena parte de esos símbolos pueden tener un significado muy concreto para esa persona en cuestión. Son como fuerzas energéticas disfrazando un problema. 
  • Entender cómo impacta nuestro material inconsciente en nuestra vida consciente. El segundo objetivo terapéutico será comprender cómo todo aquello que reside en nuestro interior de forma no consciente, altera nuestra capacidad para sentirnos bien, para sentirnos realizados.

2. Interpretación de los sueños

Los jungianos tienen una visión muy concreta sobre lo que son en realidad nuestros sueños, y ese velo donde se contiene todo el material inconsciente. El mundo onírico tiene una relación directa con el ego, es como un teatro donde pueden revelarse aspectos importantes para su autorealización, sus necesidades, sus miedos, sus limitaciones…
Así, mientras Freud nos decía que los sueños no son más que ese campo donde satisfacer ciertos reprimidos, los junguianos piensan que los sueños actúan a veces como voces críticas, como caminos que se nos abren para que tracemos nuevas alternativas en nuestro mundo consciente para tener una vida más rica.
Por lo tanto, lejos de ver el mundo consciente e inconsciente como dos entidades separadas como pueden hacer los freudianos, la terapia junguiana lo ve como un todo.Solo cuando integremos estas dos partes de nuestra psique en un todo, nos sentiremos libres.

3. Identificar nuestros complejos

Todos tenemos complejos, pero cuidado, lo que no es saludable es que los complejos “nos tengan” a nosotros. Es entonces cuando la vida pierde espontaneidad, oportunidades, potencial de desarrollo y crecimiento….
Jung nos explicó en su legado que los complejos se relacionan con los arquetipos heredados y con nuestras vivencias personales. De este modo, y según el este enfoque de la psicología analítica, podríamos diferenciar los siguientes tipos:
  • Complejo de Creso: necesidad de tener dinero y poder para sentirnos superiores.
  • Complejo de Caín: relacionado con los celos.
  • Complejo de Aquiles: necesidad por esconder nuestra fragilidad.
  • Complejo de Brunilda: ver a nuestras parejas como héroes.
  • Complejo de Eróstrato: búsqueda de atención constante.
  • Complejo de Antígona: necesidad de cuidar y proteger…

4. Estilo de personalidad

Una de las herramientas de evaluación más utilizadas en la terapia junguiana es sin duda el indicador Myers-Briggs desarrollado por Isabel Briggs Myers y Katharine Cook Briggs. Esta escala fue creada en base al libro de Jung los “Tipos psicológicos” y tiene como objetivo las siguientes dimensiones:
  • Entender en qué punto nos encontramos entre el continuo comprendido entre la introversión y la extroversión.
  • Saber cómo procesamos nuestros entornos y la información que en ellos se contienen.
  • Saber cómo tomamos nuestras decisiones, si lo hacemos en base a nuestras emociones, juicios, etc.
  • Descubrir cuáles son nuestras preferencias, nuestras necesidades emocionales y preferencias laborales.

¿Qué técnicas utiliza la terapia junguiana?

Hay un dato que es interesante considerar sobre la psicología analítica, y es que Jung siempre se negó a sistematizar sus teorías y a definir con claridad la práctica clínica y su metodología. Por ello, los herederos de la terapia junguiana se vieron obligados a recurrir a sus artículos, libros y ensayos; a través de ellos encontraron ese “hálito” psicoterapéutico sobre el que trazar una línea de consenso que a día de hoy se sigue manteniendo.
Por tanto, lo que tenemos en realidad es un conjunto de técnicas desarrolladas a través de una relación dialéctica entre el especialista y el paciente donde debe existir cercanía, confianza y una alianza terapéutica significativa. Asimismo, Jung dejó muy claro en sus escritos que debía conseguirse lo siguiente:
►“Es esencial que en el procedimiento dialéctico el terapeuta respete en todo momento la personalidad del paciente. Se le debe tratar con dignidad, despojándonos además de ideas preconcebidas para acompañar a la persona en esa andadura a veces compleja de descubrimientos y desarrollos donde favorecer el cambio psicoterapéutico. No debe quedar ningún “alérgeno psíquico” del médico o terapeuta en la mente del paciente en su proceso de “individuación”.
 
El respeto por el paciente y conseguir y mantener su confianza es esencial para la terapia junguiana. Solo así se crea una buena alianza para llevar a cabo estas técnicas:

Terapia de conversación

La terapia de Jung se basa por encima de todo en la conversación. Solo cuando el paciente se siente seguro y cómodo, se puede conseguir una buena colaboración a la hora de llevar a cabo otras técnicas como el análisis de los sueños u otras estrategias creativas donde ambos, paciente y terapeuta, podrán navegar y comprender el mundo inconsciente y proceder a la transformación.

Análisis de los sueños

Algo que podríamos pensar antes de nada, es que a la hora de interpretar y entender un sueño basta con comprarnos alguno de los libros de Jung orientados a este propósito. No es así. Un aspecto que saben bien los terapeutas junguianos es que el conjunto de símbolos y arquetipos que surgen en el tejido onírico de un paciente, se relacionan con la personalidad y circunstancias personales de esa persona.
Es un proceso por tanto muy delicado, meticuloso a a vez que profundo y revelador.

Asociación de palabras

La prueba de asociaciones libres es una estrategia habitual en la terapia junguiana. La metodología es la siguiente: se le pide al paciente que evoque la primera palabra que viene a su mente tras que el terapeuta diga algo. La rapidez o la demora en la respuesta puede revelar ciertas resistencias o complejos inconscientes.

Actividades creativas

Cada terapeuta junguiano confiará o verá más válidas un determinado tipo de actividades creativas frente a otras dependiendo también de la personalidad del paciente. No obstante, actividades tan sencillas como pintar mandalas, dibujar, bailar o llevar un diario de sueño son estrategias fabulosas. Actuaciones que favorecen la expresión, la imaginación y la reflexión para traer al mundo consciente aspectos de esa arquitectura inconsciente.

La terapia junguiana ¿es efectiva?

Llegados a este punto, es muy probable que muchos nos veamos atraídos por este tipo de enfoque psicoterapéutico. Sin embargo, tras ese interés es común que nos hagamos la siguiente pregunta ¿es realmente efectiva? Somos conscientes que muchos de nosotros estamos acostumbrados a escuchar loas sobre la eficacia de la psicoterapia cognitivo-conductual para diferentes trastornos.
La respuesta a la pregunta formulada es “sí”, la terapia junguiana es útil para los siguientes propósitos: atenuar la angustia psicológica, conseguir una mayor satisfacción en nuestra vida, para mejorar nuestra desempeño laboral y las relaciones familiares y de pareja, para favorecer el auto-conocimiento y para superar las crisis existenciales.
Así, al menos, lo avala un estudio publicado en el 2013. En él se explica además que con 90 sesiones podemos alcanzar el éxito terapéutico. Por tanto, si de verdad percibimos que este tipo de encuadre psicológico se ajusta a nuestras necesidades, si pensamos que podemos sentirnos cómodos trabajando con un terapeuta junguiano, no tengamos miedo a dar el paso.
Será un viaje de descubrimientos que valdrá la pena.
Psicología/Valeria Sabater
 
Referencias bibliográficas
Hall H, Norby L. (1968). Fundamentos de la psicología de Jung. Buenos Aires: Psique
Hocheimer W (2004). La psicoterapia de Jung Barcelona: Herder
Fordham, M (1999). Technique in Jungian Analysis (The Library of Analytical Psychology) Boston: Karnac
Jung, C. G. (1981). Arquetipos e inconsciente colectivo. Barcelona, Paidos.
Jung, C.G (1993). Estructura y dinámica de la psique. Editorial Paidós, Buenos Aires.

La terapia junguiana o análisis de Jung busca iluminar esas áreas oscuras de nuestra psique para favorecer la autorrealización. Es el arte de una psicología profunda, donde gracias a una relación dialéctica y cercana entre el analista y el paciente, se logra unir las partes conscientes con las inconscientes para dar forma a un Yo más genuino y a…

a través de La terapia junguiana: restablecer el equilibrio emocional a partir de lo inconsciente — Mauanda*: El Universo

Luna llena en Géminis

Estándar

Ya estamos en el último retrógrado del año de este pequeño planeta de nuestro sistema solar que tiene años de 88 días, por tanto, por cada año terrestre, Mercurio ha tenido 3 vueltas alrededor del Sol, ha pasado por su alineación con la Tierra 3 veces. En este año 2017 ha ocurrido 4 veces, ya […]

a través de LUNA LLENA en Géminis y el Último Retrógrado de Mercurio del año!! 3 al 23 de Diciembre — Astrología Arquetípica – Cristina Laird

El Karma no es una venganza

Estándar

En las letras de nuestro ayer quedó grabado lo que nuestra vida es hoy, sembramos en algún momento lo que hoy estamos cosechando. El karma continuamente es malinterpretado, cuando algo negativo acontece lo mencionamos a la ligera, pero es raro detenernos a pensar en las consecuencias más allá de las evidentes de cada una de nuestras palabras, de nuestras acciones y nuestros pensamientos.

Lo que llamamos casualidad no es ni puede ser sino la causa ignorada de un efecto desconocido.― Voltaire

Nada ocurre por casualidad, la vida nos da exactamente aquello que nos corresponde de acuerdo a lo que hemos venido haciendo. Probablemente no solo a lo largo de nuestra vida como la conocemos, sino a lo largo de nuestra evolución como seres de luz.

Esa hipótesis hace el entendimiento un poco más complejo, porque en caso de haber tenido más de una experiencia de vida, no tenemos acceso consciente a ellas, y en consecuencia no podemos explicar nuestras experiencias presentes, como el resultado de nuestra siembra.

Sin embargo, entender cómo funciona la ley de causa y efecto,  independientemente de si ésta es nuestra única experiencia o si tenemos un largo camino recorrido, nos permite enfocarnos en lo que sembraremos de ahora en adelante, en lo que daremos de nosotros mismos y en la disposición que tendremos para aprender de cada uno de nuestros pasos.

Saber que cada una de nuestras acciones tiene una repercusión a futuro, que quizás no podamos palpar prontamente, pero que generará una reacción, nos invita a actuar de manera más consciente, procurando siempre dar lo mejor de nosotros, procurando dar todo aquello que deje una buena huella.

No es necesario el reconocimiento, ni actuar por aparentar, nuestras acciones deben ser coherentes con lo que esté dentro de nuestro corazón, que desde allí todo es armónico, positivo para nosotros y para quienes nos rodean. Cuando actuamos desde el ego, normalmente las acciones vienen como consecuencia de satisfacer nuestras aparentes necesidades, de buscar nuestro confort, de calcular aquello que generará una ganancia, pero no de la que enriquece nuestro espíritu, sino aquella que está asociada netamente con el rol que representamos.

Por eso, mantenernos en sintonía con nuestro corazón nos permitirá sembrar esas acciones que sí se traduzcan en la cosecha de una vida plena. La vida es perfecta y sabia, a partir de esa sabiduría cada quien recibe las acciones que le permiten evolucionar, mientras más conscientes estemos, menos traumático será el camino.

No subestimemos nada, por pequeño o grande que consideremos que sea su efecto, si sabemos que no está bien, aunque no veamos claras las consecuencias, procuremos buscar otras alternativas que nos hagan sentirnos cómodos y en paz con lo que hacemos y pensamos.

Piensa positivo, siente positivo y actúa positivo, para ti y para todo el que esté a tu alcance beneficiar. No podemos cambiar nuestro pasado, pero sí podemos crear nuestro futuro a través de lo que sembremos en el presente.

https://rincondeltibet.com/blog/p-29827-29827

Esta semana en Iniciativa Creer para Crear: todo arte y saludable!

Estándar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jueves: Charla y Mini Taller sobre salud integral y cambio de hábitos para vivir mejor. La amiga y facilitadora Patricia de https://www.facebook.com/Dalefrutaalavida recorre América en bicicleta y ha estado en diversos espacios deputarivos, eco aldeas y huertas ecológicas, entre otros. Nos comparte sus saberes para mejorar nuestra salud y alimentación.
Te esperamos el jueves de 19.30hs a 21.30hs.
Local: Iniciativa Creer para Crear ubicada en Celsa Speratti 3865 casi Radio Operadores del Chaco.
Inscripciones al 0991821721
Inversión: Gs. 50.000.-

Viernes: HUERTA URBANA con invitado especial de Boliva: Cristoph, él es Músico nacido en California, EEUU. Ciclista y ecologista. Dedicado a huertas y Reforestacion adecuada. Compostajes. Recuperacion de suelo. Y dueño del rustico hostal ecologico d Ginger‘s Paradise. Profesor y asesor de huertas ecológicas.
Inversión: gs.130.000
Inscripciones y pago seña de gs. 65.000 al 0991821721.
Inscripciones hasta el jueves.
Local: Iniciativa Creer Para Crear Paraguay Celsa Speratti 3865 c/ Radio Operadores del Chaco.

Viernes: TALLER CENA VEGETARIANA con Margarita Ferreira del emprendimiento Manzamo. Aprendemos a cocinar un Menú sano y delicioso: entrada, plato principal, postre! Acompañado de un ambiente relajado y preparado para que aprendás, disfrutes y participes de una cena sana que vos mism@ vas a preparar en el Taller.
Inversión: Gs,. 150.000.-
Local: Iniciativa Creer para Crear- Celsa Speratti 3865 casi Radio Operadores del Chaco.
Inscripciones y pago de seña hasta el jueves al 0991821721
Horario de 19.00hs a 22.00hs.
Te esperamos!

Sábado: TALLER DE ENCUADERNACIÓN

SÁBADO 25 nov. – de 8,30 a 12.30 hs
Llevaremos dos ejemplos para realizar un Cuaderno de Notas, el grupo en el momento decidirá cual es la que más le interesa aprender. Además, aprenderemos una técnica extra.
Las inscripciones se realizan por mensaje privado a la fan page de Pa Viajar – Encuadernación inquieta y la seña para reservar el lugar se realiza con la hermosa gente de Iniciativa Creer para Crear al Fan Page https://www.facebook.com/iniciativacreerparacrearpy/ o al WS 0991 821721 con Natalia.
Inversión Gs.150.000.

Sábado: Taller EXPERIMENTAL ARTETERAPIA ASTROLÓGICA con contribución voluntaria para ver la metodología del trabajo terapéutico y la astrología! trae tu carta astral impresa.
Vivencia​s:​ experimentación con técnicas como​ ​ la acuarela, la tiza pastel,el modelado con arcilla,meditación, a fin de conocer sus efectos en cuerpo y la psique. Cupos Limitados.
Soporte​ ​ Teórico​:​​ ​ La​ ​ obra​ ​ de​ ​ Jung,​ ​ Rudolf​ ​ Steiner​ ​ y ​ ​ las​ ​ medicinas tradicionales​ ​ orientales.
Facilitador: Diseñador Rodrigo Acevedo- Argentina. (Terapista de Anma Zen Shiatzu (Hospital Rivadavia Bs As)Coordinador e investigador en Pedagogia de Emergencia Argentina y Colectivo Saber(ong que trabaja con pedagogías alternativas y arte), Investigador del cruce entre psicología y diseño, Investigación de la Geometría Fractal en procesos de arte y diseño).
Sábado 25/11 de 15.00hs a 19.00hs.
Inversión: aporte voluntario
Inscripción y pago del seña hasta el jueves al 0991821721 con Natalia.
Local: Iniciativa Creer para Crear- Dirección: Celsa Speratti 3865 casi Radio Operadores del Chaco.

Domingo: Taller almuerzo: cocina viva y saludable: Vení aprendé a nutrirte, cuidarte y comer salubable disfrutando cada proceso con una cocina viva maravillosa. ​ ​
Nociones elementales de alimentación y vida saludable. Preparación de recetas vivas para alimentarnos mejor con nuevos sabores. Introducción al mundo de los fermentos, cocina viva, bebidas saludables, postres sin azúcar.
La amiga y facilitadora Patricia de https://www.facebook.com/Dalefrutaalavida recorre América en bicicleta y ha estado en diversos espacios deputarivos, eco aldeas y huertas ecológicas, entre otros. Nos comparte sus saberes para mejorar nuestra salud y alimentación.
Inversión: Gs. 150.000.-
Local: Iniciativa Creer para Crear ubicado en Celsa Speeatti 3865 casi Radio Operadores del Chaco.
Inscripciones al 0991821721 hasta el viernes.

Desprogramando el miedo a perder el control — Atrevete y despierta.

Estándar

por Atrevete y despierta
fuente David Topí, 

signs
Continuamos con el trabajo preparatorio para los cambios de línea temporal de los que venimos hablando desde hace tiempo en el blog y que, a riesgo de parecer que no vamos a tocar otros temas nunca más, no es sino por la importancia que tiene, aunque ahora no se sepa ver, este momento crítico en el que nos encontramos.
Una profunda trama de programas a eliminar
La programación que el ser humano ha recibido desde que fue creado es de una complejidad y profundidad inimaginable, ya que nuestra raza fue concebida y manipulada para servir y ser recursos de otras, que poseen tecnología y  conocimiento para ello, pero, en vez de convertirlo en un sistema abierto de gestión, donde fuera claramente visible la situación y el estatus en el que nos encontramos, fue manipulada la psique de todos aquellos recién creados homo sapiens sapiens para que este nunca pudiera darse cuenta de la verdad, y por lo tanto, nunca buscara, preguntara, se interesara o tuviera manera de conocer lo que era, para lo que fue creado y como ha sido programado.
Puesto que las películas a veces, nos dan muy buenas analogías para entender estas situaciones, no tenéis mas que volver a ver, si os apetece, la película The Matrix y entenderéis, con otra visión, que la programación y bloqueos insertados y colocados en las esferas mentales, en el cuerpo mental y en la esfera de consciencia hacen que solo percibamos aquello que se quiere que se perciba y nada más.
En contrapartida, los niveles más altos de cada uno de nosotros quieren todo lo contrario, despertarnos, sacudirnos de la inconsciencia, abrirnos los ojos, hacer que avancemos y salgamos de este estado, y, ahora mismo, la única forma es soltar lastre, quitando programación a un ritmo adecuado para no causar ningún “shock” en nuestra personalidad, y confiar en que el trabajo que estamos haciendo nos lleve a buen puerto, y nos permita movernos a la línea temporal que sigue marcando la senda del crecimiento evolutivo, en contrapartida con la línea temporal que marca el final y estancamiento del mismo.
Un escenario autogenerado por nosotros mismos
¿Es justo que esto sea así? ¿Es justo que ahora se separen los escenarios y que uno tire hacia lo “positivo” y el otro hacia lo “negativo” y que, de la misma manera, se separe a la humanidad? No es correcto usar estos términos para ello, porque nada es justo o nada deja de serlo en términos energéticos. Estos macro escenarios han sido manifestados por la propia humanidad, polarizando las situaciones, eventos, energías, etc., que hemos generado, hacia dos extremos, y todo lo que cae en un extremo energéticamente hablando ha colapsado en un escenario y línea temporal, la #33 y nadie más que la propia humanidad y sus captores o “gestionadores” han tenido culpa de ello, y otro extremo se ha ido hacia el otro escenario “evolutivo”, y nadie más que la humanidad y los que han trabajado por el mismo han tenido la culpa de ello.
Esto quiere decir que aquello que ahora nos encontramos manifestado no es porque haya malos y buenos, o porque haya personas que no se merezcan más oportunidades o más tiempo, sino porque así lo hemos decidido en conjunto, a nivel macro, por nuestras acciones, inconsciencia, pereza, no darnos cuenta, ignorancia, etc., de la cual, en parte tenemos culpa y en parte no. Desde que fuimos creados se nos inoculó el programa de confusión, que ya hemos explicado como quitar, se nos inoculo el programa de ofuscación, que también hemos quitado, se nos ha programado para ser dependientes de la inteligencia artificial que controla el planeta, que ya también debería estar fuera, se nos ha usado como pilas para generar los eventos que nos mantienen dormidos, y que también hemos dicho como solucionar, y finalmente hemos dado las pautas para ir trabajando con nuestro Yo Superior para ir haciendo el cambio de línea temporal a aquellos que deseen hacerlo, y tomar las riendas de sus propias vidas, dejando lo superfluo atrás, dándose cuenta que vivimos en un engaño, que la realidad está proyectada con un sistema de trabajo, consumo, modas, y formas de mantener al ser humano en una vorágine, sin parar, sin preocuparse de si mismo, de su desarrollo, y siempre es lo mismo, no tengo tiempo, tengo la agenda ocupada, voy hasta arriba de cosas, y ya haré el trabajo interior personal en otro momento.
Eso es básicamente lo que se percibe desde fuera, así nos lo dicen aquellos que nos asisten, y desde fuera ya han dicho: “pues ya no hay tiempo de verdad”, ahora mismo, solo hay dos opciones, quedarse en la línea 33, o moverse, y empezar a hacer lo que no hemos hecho, aunque todos tengamos múltiples razones (no estábamos preparados, no era nuestro momento, etc.) para ello, o quisiéramos tener todo bajo control constantemente en nuestra vida diaria primero, lo cual nos daba la excusa de que no podíamos enfocarnos en otra cosa.
Desprogramando la necesidad de tener el control de todo
Así que esto es lo que vamos a desprogramar hoy. El ser humano tiene un programa en varias esferas mentales que le impiden darse cuenta de cómo todo fluye armoniosamente, y de como diferentes niveles de su mente y de su estructura tienen responsabilidades que podrían tomar, para dejar a la mente consciente más relajada, libre y pendiente de otras cosas. Se nos ha ocultado que no es necesario tener el control de todo, o querer tenerlo, y aunque esto suene un poco raro y genérico, hay un programa en nosotros que nos incita a no ser capaces, al menos a la mayoría de la población, a confiar en que todo está bien como está, que hay una razón para todo, y que hay otros mecanismos de nuestra mente y de otros niveles que se encargan de gestionar muchas de las cosas que la mente consciente quiere gestionar y que no tendría porque hacerlo.
Esto viene a ser, dicho con otras palabras, la necesidad de tener todo bajo control y que no se escape ningún elemento de mi realidad, la necesidad de querer mantener todo bajo el radar consciente, de no permitir que las cosas vayan al ritmo que tienen que ir para que no se me vayan de las manos y de no confiar en que otros niveles del ser humano, empezando por nuestro YS, nuestro espíritu, nuestra alma y niveles más profundos de la mente, controlan todo lo necesario para que el trocito de personalidad que está al mando de la gestión del día a día no necesite hacerlo.
Una creencia puesta para desconectarnos de nuestro YS
Este programa, la creencia de que tenemos que tener todo bajo control, fue puesto en nosotros para poder desconectarnos de la certeza de que otras partes de nosotros mismos velaban por ello, es decir, para hacernos creer, entre otras cosas, que si la parte consciente del ser humano no estaba por la labor de cuidarse a si mismo y velar por su realidad material, no habría nada que lo hiciera, con lo cual ocultaron la creencia de que otros niveles de nosotros mismos, nuestro YS el primero de ellos, vela por nosotros día y noche para que esto no sea así. Es como si a un niño le haces creer que sus padres no van a estar cuidándolo, y el niño, que no tiene capacidad ni visión ni conocimiento para valerse por si mismo en muchas áreas y necesidades, entonces se viera con la creencia impuesta a nivel subconsciente, inconsciente, etc., de que nadie vela por él, teniendo un estrés no detectado permanente por tener que estar atento a todo, no dejar nada al azar, no permitir que nada escape de su percepción por miedo a que le pase algo, no consiga lo que necesita, etc.
Cuando confías en que tu YS, tu espíritu, alma, etc., etc., están velando porque todo el conjunto esté siempre lo mejor posible, estamos tranquilos y con mayor paz interior, porque en un mundo que es pura ilusión, pura proyección holocuántica, hay partes de nosotros que lo tienen todo controlado, y así, el niño se levanta tranquilo sabiendo que podrá desayunar porque alguien se ha encargado de hacer la compra, que podrá vestirse porque hay ropa en el armario aunque no sepa de donde ha salido, etc. Espero que se entienda la analogía.
Así, lo que vamos quitar a continuación es la necesidad de tener todo bajo control consciente, para permitir que cada parte de nosotros haga su trabajo, y, a quién le asuste esta desprogramación, temiendo que entonces va a dejar de ser más eficaz o va a olvidarse de cosas, o va a dejar de ser tan proactivo, que no tema, pues quitaremos también esos miedos que no tienen razón de ser.
La petición a nuestro YS es la siguiente:
Solicito que se elimine la creencia y la ilusión de que debo tener todo bajo control de mi mente consciente, permitiendo a todos los niveles de mi mismo y a mi YS recuperar las funciones que tiene por diseño y naturaleza, desarrollando y potenciando los mecanismos internos que poseo para que la gestión de mi realidad se haga de la forma más adecuada, en armonía y alineada con mi bien mayor en cada momento. Solicito que se eliminen todos los miedos, resistencias y creencias limitadoras que impiden que se ejecute lo anterior, permitiendo a mis capacidades y potenciales para ello ser activados y manifestados en el grado más adecuado para mi en estos momentos.
Confió en que os sea útil.
un abrazo,
David Topí

por Atrevete y despiertafuente David Topí, Continuamos con el trabajo preparatorio para los cambios de línea temporal de los que venimos hablando desde hace tiempo en el blog y que, a riesgo de parecer que no vamos a tocar otros temas nunca más, no es sino por la importancia que tiene, aunque ahora no se sepa ver, este momento…

a través de Desprogramando el miedo a perder el control — Atrevete y despierta.