¡Bienvenid@ a Creer para Crear!

Estándar

logo iniciativa creer para crear

“Iniciativa Creer para Crear”

…un espacio de expresión, libertad, corporalidad,diversidad, vivencia, arte y cultura…



Información y contacto: roatomi@yahoo.com Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El Trabajo

Estándar

http://mauandayoyi.blogspot.com/2018/04/el-trabajo.html
► Un método simple para desarmar creencias que nos hacen infelices.

Byron Katie sufrió una severa depresión después de cumplir los treinta años. A lo largo de diez años, su depresión se profundizó y se pasó cerca de dos años casi incapaz de salir de su cama y obsesionada con la idea del suicidio.
De repente una mañana, desde las profundidades de la desesperación, tuvo una revelación que transformó su vida.
Katie comprendió que cuando creía que algo debería ser diferente de cómo era («Mi marido debería quererme más», «Mis hijos deberían apreciarme») ella sufría, y que cuando no creía estos pensamientos, sentía paz.
Vio que la causa de su depresión no era el mundo alrededor suyo, sino lo que ella creía respecto a ese mundo.

En un repentino despertar interior, Katie entendió que nuestro esfuerzo por encontrar la felicidad estaba enrevesado: en vez de intentar, inútilmente, cambiar el mundo para ajustarlo a nuestros pensamientos de cómo «debería» ser, podemos cuestionar estos pensamientos y, mediante el encuentro con la realidad como es, experimentar una libertad y un gozo inimaginables.

Katie desarrolló un método de indagación sencillo y, sin embargo, poderoso llamado El Trabajo, que hacía alcanzable esta transformación. Como resultado, una mujer deprimida y con tendencias suicidas se llenó de amor por todo lo que la vida le aporta.

Las 4 preguntas:
1. ¿Es verdad?
2. ¿Puedes absolutamente saber que eso es verdad?
3. ¿Cómo reaccionas cuando crees en ese pensamiento?
4. ¿Quién serías sin ese pensamiento?

Su método puede hacerlo uno mismo (con cuaderno y lápiz) o conversando con otra persona.

Podés usar este método cuando identificas una creencia o pensamiento que te causa ansiedad o infelicidad. Algo que para vos es importante, que te problematiza. Por ejemplo: “Mi madre nunca me amó” o “Fulano/a espera que yo resuelva todos sus problemas”.
Con esa creencia te hacés las 4 preguntas y vas respondiendo cada una.
Su trabajo se presenta como una mirada de no-dualismo. Y es más un des-hacer creencias que un agregarse nuevas.
Byron Katie dice:
Si prestas atención advertirás que tienes pensamientos de este tipo docenas de veces al día: «La gente debería ser más amable», «Debería enseñarse a los niños a comportarse bien», «Mis vecinos deberían cuidar mejor su césped», «La cola del supermercado debería avanzar más deprisa», «Mi mujer o mi marido debería estar de acuerdo conmigo», «Debería estar más delgada o ser más guapa o tener más éxito».

Estos pensamientos constituyen distintas maneras de querer que la realidad sea diferente de lo que es. Si te parece que esto suena deprimente, estás en lo cierto. Toda la tensión que sentimos se origina en nuestras discusiones con lo que es.

Soy una amante de lo que es, no porque sea una persona espiritual, sino porque, cuando discuto con la realidad, sufro. Cuando dejamos de oponernos a la realidad, la acción se convierte en algo sencillo, fluido, amable y seguro.

Sólo puedo encontrar tres tipos de asuntos en el universo: los míos, los tuyos y los de Dios. (Para mí, la palabra Dios significa «realidad». La realidad es Dios, porque gobierna. Todo lo que escapa a mi control, al tuyo y al de cualquier otra persona es lo que yo denomino «los asuntos de Dios».) Buena parte de nuestras tensiones proviene de vivir mentalmente fuera de nuestros asuntos.

Byron Katie
Información más detallada sobre cómo hacer “El Trabajo”:
Traducción y compilación: Fernanda Caffaro Taboada

DELÉITATE CON LOS SONIDOS DE LA NATURALEZA DE TODO EL MUNDO

Estándar

https://mariamarz71.blogspot.com/2018/04/deleitate-con-los-sonidos-de-la.html
por Atrevete y despierta
fuente harmonia.la

La tecnología te da la oportunidad de conocer los sitios más lejanos y recónditos de forma virtual, desde tu celular o computadora, sin necesidad de salir de casa. Si amas la naturaleza y te relaja escuchar sus sonidos, ahora también puedes recorrer el mundo en un viaje auditivo, gracias a la plataforma Nature SoundMAP.
Se trata de un proyecto geoespacial, creado por el sonidista y fotógrafo Marc Anderson en el 2013, que permite explorar los sonidos naturales usando los mapas de Google y que se presenta como un mapa digital interactivo.
¿Te has preguntado cómo se escuchan la selva o el bosque al amanecer y en el ocaso?, ¿cuáles son los sonidos de los animales cuando se comunican entre sí?, ¿cómo se oye un oso mientras duerme? o ¿qué sonidos se perciben en la Antártida? Este sitio da respuesta a todas estas interrogantes.
En Nature SoundMAP puedes descubrir cómo suena cada ecosistema y disfrutar de melodías naturales, como los susurros de los bosques, la tempestad de las tormentas, el agua que sigue su cauce, los ecos de la montaña y los llamados de los habitantes de la selva.
Para llevar a cabo este proyecto, Anderson se ha aliado con más de 90 sonidistas de diferentes partes del mundo, quienes además son apasionados de la naturaleza y su bioacústica.
Entre todos han reunido más de 400 sonidos grabados en 85 países, que puedes escuchar al navegar por el mapa y dar clic en el punto de tu interés. Los audios presentan algunos de los sonidos más hermosos, interesantes e inspiradores de la naturaleza y tienen una muy buena calidad.
Cada uno de los pines que aparecen en el mapa representa un audio grabado en ese lugar. Al dar clic aparece un recuadro con el nombre de la región, la descripción del sonido y una imagen ilustrativa del mismo. Para empezar a escuchar sólo da clic en el botón de “listen”, ponte tus audífonos y disfruta.

Luna nueva en Aries :: el liderazgo del sí :: — luna de abril

Estándar

ARIES_FINAL

Mañana cruzamos el umbral de la Luna nueva en Aries. Esta es la primera Luna nueva del nuevo año solar. En esta Luna nueva honramos la semilla de un deseo que queremos ver crecer, florecer y dar frutos a lo largo del año hasta marzo del 2019. Aries, como primer signo de la rueda evolutiva, nos habla de la fuerza de la semilla que traspasa la espesura de la Tierra para levantarse hacia el Sol. Nos habla del poder de la Tierra y del Cosmos que nos habitan y que nos empuja a crecer, a evolucionar, a salir de la repetición y del estancamiento remanente del ciclo precedente.

La Luna nueva en Aries nos convoca a sembrar la semilla de la valentía. La valentía es una fuerza vibrante y vital que se activa gracias a una decisión consciente. Esta decisión es un acto interno en el que elegimos dar un paso. Bajo esta Luna nueva en Aries elegimos dar un paso hacia la libertad. Elegimos dar un paso hacia la independencia. Este paso empieza por la palabra.

Mercurio acaba de recuperar su marcha directa en Aries. Lo que parecía detenido empieza a moverse. Lo que no estaba claro empieza a aclararse. El camino se abre y nos invita a dar el paso. Nos invita a elegir. A decidir. A dar la palabra.

Las puertas del silencio se abren y la valentía nos convoca a nombrar lo que hasta ahora no tenía un cuerpo de palabras. En estas pasadas tres semanas un proceso interno de seguridad y confianza ha echado raíces en nuestro interior. Hemos escuchado la voz de nuestras brasas más ocultas y ahora este fuego se aviva y sale a la luz. Este es el paso: dar paso al fuego de nuestra voz.

Bajo esta lunación el Sol y la Luna están en conjunción con Urano. Urano dinamiza la valentía de Aries y nos convoca a acciones liberadoras. Hay cargas del pasado que ya no podemos sostener. Hay un guión antiguo que pierde su poder. Hay una autoridad, interna o externa, que cede ante la fuerza liberadora de esta Luna nueva en conjunción con Urano en Aries.

Si sentimos que llevamos tiempo atrapados en una historia que ya no nos define, si sentimos que caminamos relaciones que ya no nos nutren, si sentimos que entregamos nuestra energía a proyectos o situaciones que atentan contra nuestra integridad, esta Luna nueva nos ofrece la oportunidad salir de donde ya no queremos estar.

Esta Luna nueva en Aries en conjunción con Urano nos da la fuerza, la valentía y la voluntad que vence el miedo milenario a dar un paso hacia nuestra libertad. Nuestra libertad empieza por la palabra. ¿podemos nombrar? ¿podemos compartir? ¿quién se quema con nuestra verdad? ¿qué falsedad sucumbe ante nuestro fuego?

Si así lo deseamos, tenemos ahora la oportunidad de desatar un nudo antiguo, de separarnos de una trama represora, de enfrentar un poder dominante y, si es necesario, de decir que no. Un no que nombra un “basta ya”. Un no que dice “así no me gusta”. Un no que rompe el hechizo de viejas alianzas en las que no nos podemos expresar libremente. Un no que rompe el hechizo de lealtades que no están armonizadas con nuestros valores más íntegros. Un no que rompe el hechizo de obediencias complacientes que niegan nuestra verdad.

Gracias a esta Luna nueva en Aries tenemos ahora la oportunidad de decir que sí. Un sí libre de miedo, un sí libre de culpa, un sí libre de vergüenza. Un sí que nos inspira a caminar nuestra vida en nuestros propios términos. Un sí que nos inspira a actuar en coherencia a lo que nuestra voz interna nos dice y nos pide. Un sí que nos inspira a obedecer el fuego de nuestra verdad. Un sí a atrevernos a ser lo que somos, más allá de lo que otras personas puedan pensar u opinar sobre nuestros actos y decisiones.

Este sí es la voz de nuestra afirmación de la vida que brota hacia la luz. Este sí es la voz de nuestra valentía que nos despereza del miedo a mostrarnos. Este sí es la punta de la flecha de una verdad que venimos construyendo desde adentro, desde lo profundo de nuestro corazón. Una verdad que ahora emerge, se visibiliza y quiere ser honrada en un compartir íntegro y coherente.

Este sí es un grito que rasga el velo de un silencio antiguo. Este sí es un hilo de sangre en el que la voz de todo nuestro linaje nos apoya y nos da la fuerza para crecer y evolucionar. Este sí es un árbol milenario que acoge bajo sus ramas frondosas el círculo de ancianos que habita en el corazón de nuestra conciencia. Este sí es la espada que corta las cadenas que nos esclavizan a un miedo programado en nuestro inconsciente sin nuestra autorización. Este sí es la llave que abre la puertas a los milagros curanderos que despiertan la memoria dormida de lo que somos. Este sí es una invocación sagrada que despierta las fuerzas benévolas del universo que se unen para apoyarnos, cuidarnos y protegernos en nuestro camino de vida.

Este sí es la voz de la Tierra que se quiere liberar a través nuestro. Este sí es la voz de las especies en vías de extinción que lloran su partida a través nuestro. Este sí es el sueño de las niñas y niños que nacen en estos tiempos al mundo que les legamos. Este sí es el llanto de los niños y las niñas que viven los horrores de la esclavitud sexual. Este sí es canto del agua que nos suplica que la honremos cultivando los duelos necesarios para hacer florecer el amor. Este sí es el llamado del tiempo a despertar a la realidad del mundo que hemos creado.

En este paso hacia nuestra libertad, en este sí hacia nuestro deseo, en esta elección que honra nuestra verdad, está contenido el cosmos y las estrellas. Nuestro sí, íntimo y personal, no está aislado del todo. Nuestras elecciones repercuten en el universo, en la Tierra, la humanidad y en nuestra tribu. Es nuestra responsabilidad vivir cada uno de nuestros pasos con la consciencia de que somos libres de elegir. Con la consciencia de que nuestra libertad es un lujo. Con la consciencia de que esta libertad es un privilegio. ¿elegimos quedarnos estancados, oprimidos? ¿elegimos ser leales a personas, creencias, sistemas que no nos valoran? ¿elegimos obedecer a aquello que nos hace daño?

Para algunas personas esta Luna nueva en Aries puede traer un sabor a lucha. Bajo esta Luna puede haber un tono de guerra. Podemos encontrarnos en narrativas en las que nos sentimos forzados a entrar en la arena y defender nuestro espacio, nuestra energía, nuestro tiempo, nuestras elecciones y nuestra verdad. Esta Luna tiene un tono territorial. Nos desafía a sostener nuestro límite, a saber lo que queremos y a entrar en batalla para cuidarlo si es necesario.

Bajo esta Luna hay una ferocidad que reclama que seamos íntegros y que no tengamos miedo de hacer valer lo que es importante y valioso para nosotros. Hay una ferocidad que nos habla de que es tiempo de que nos arriesgamos, nos atrevemos a pedir, nombrar, aclarar, negar aquello que lo necesite. Bajo esta Luna hay un llamado a no temer esta energía, a no huir del conflicto, a aceptar el desafío que nos despierta y que nos despereza. Bajo esta Luna nos activamos.

Puede que sintamos indignación, puede que sintamos rabia, puede que nuestra energía se nos desborde. Si es así, este es un buen momento para escribir, para expresarnos, para mover el cuerpo, para sentir esta energía y hacerla danzar, para que sintamos su poder, para que nos sacuda y nos libere, para que contactemos con las llamas de este fuego que quiere danzar a través nuestro.

El fuego de Aries es el de la voluntad. Esa energía que, portadora del deseo del alma, actúa con consciencia en la manifestación de su sueño. Voluntad siendo un primer paso, interno, hacia una decisión que será entonces acción. Voluntad como la voz de un pensamiento que se independiza de la realidad consensuada de la manada, o de las leyes de la tribu, para experimentar su propio sueño. La voluntad como la portadora de nuestra individuación.

Al día siguiente de la Luna nueva Chirón hace su entrada en Aries. Este tránsito nos habla de nuevos liderazgos. La fuerza de Aries como signo portador de la llama evolutiva para estos tiempos, nos habla de que estamos caminando los primeros pasos de un nuevo ciclo para la humanidad. Los pequeños pasos afirmativos que demos hoy florecerán progresivamente en los próximos años. La visión que nos inspira y nos sostiene hoy ante la incertidumbre de nuestro devenir es la de nuestro sí consciente. Este sí está hecho de fuego. Ese sí es el portavoz de un cuerpo de palabras que lidera y abre nuestro camino. Este sí es también un no que no teme el campo de batalla porque sabe qué fuerza lo inspira a actuar.

Este nuevo liderazgo que se empieza a gestar bajo esta Luna irrumpe, sacude, cambia, regenera, desafía. Este nuevo liderazgo quema lo que ya no es. Este liderazgo empieza en cada uno de nosotras cuando damos ese paso con valentía y ejercemos la voluntad de traspasar el miedo a ser y hacer lo que sabemos que vinimos a hacer y ser.

***

:: En este enlace encontrarás las próximas fechas del Taller Intensivo de Alquimia Lunar  . ***

Para más información sobre la imagen que acompaña este texto, acércate a Astrología Visual

***

Entre abril y junio haré una pausa de lecturas astrológicas. He abierto espacios de consulta para finales junio hasta septiembre. Si sientes el llamado de trabajar con tu carta astrológica reserva tu espacio en este enlace .

***

♥ COMPARTE CON AMOR ♥ Este texto está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Copyright textos e imágenes ©Paloma Todd para http://www.lunadeabril.com

***

Mañana cruzamos el umbral de la Luna nueva en Aries. Esta es la primera Luna nueva del nuevo año solar. En esta Luna nueva honramos la semilla de un deseo que queremos ver crecer, florecer y dar frutos a lo largo del año hasta marzo del 2019. Aries, como primer signo de la rueda evolutiva, […]

a través de luna nueva en Aries :: el liderazgo del sí :: — luna de abril

Creer en uno mismo: la psicología de la voluntad

Estándar
Si no lo haces tú, nadie lo hará. Creer en uno mismo no es cuestión de orgullo sino de dignidad personal. Es ese amarre psicológico al que aferrarnos cada día para confiar en nuestras decisiones, para dejar de tener miedo a los equívocos y permitirnos levantarnos una y cien veces. Creer en nosotros es amarnos con valentía sabiéndonos merecedores de algo mejor.
Es muy posible que la frase “creer en uno mismo” le suene a muchos al recurrido título de libros de autoayuda. Sin embargo, si estas cuatro palabras las vemos con tanta frecuencia en escaparates, manuales y revistas especializadas es por un hecho muy concreto: al ser humano le cuesta enormemente confiar en sus capacidades, potenciar sus virtudes y creer en sus posibilidades.
► Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido.
                                                            George Elliot
 
Si esto es así, se debe ante todo al modo en que construimos nuestra realidad interna. Ya desde niños damos forma a nuestra autoimagen en base a los estímulos que recibimos y a las interpretaciones que hacemos de estos. Así, y en base a lo que otros nos digan o nos proyecten, construiremos un sentido de identidad más fuerte y resistente o por el contrario, desarrollaremos un yo más vulnerable.
Creer en uno mismo no es fácil cuando nuestro entorno no ayuda. Confiar en las propias capacidades no es sencillo cuando nos centramos más en nuestros fallos que en el sentido de superación. Proyectar un sentido de identidad fuerte y valiente tampoco resulta fácil si nos han enseñado a fijarnos mucho más en lo que hacen, dicen o piensan los demás en lugar de atendernos a nosotros mismos…

Creer en uno mismo es aceptar que somos únicos, diferentes a los demás

A menudo no nos damos cuenta del rumor de nuestros pensamientos, de nuestras actitudes, atribuciones y razonamientos. Son ellos los que perfilan la arquitectura de lo que somos, quienes nos limitan o nos potencian, ellos son los que al fin y al cabo influyen en cómo nos sentimos y cómo nos comportamos.
El arte de creer en uno mismo es por encima de todo un ejercicio de voluntad. Y la voluntad es un músculo de poder que se ejercita mediante unos pensamientos adecuados, centrados y orientados a un fin concreto: promover nuestro bienestar y nuestro crecimiento personal.
Sin embargo, y esto lo sabemos bien, no es sencillo orientar la brújula de nuestros pensamientos hacia el positivismo y la autoconfianza cuando lo que habita en nosotros es una autoestima baja. Cuando lo que sentimos es apatía, frustración y desmotivación.
Por curioso que nos parezca, algo que a menudo olvidan nuestros padres e incluso los sistemas educativos es enseñarnos a creer en nosotros mismos. Nos orientan en cambio a ser como la mayoría. Porque “ser normal” es hacer, pensar y comportarse como aquellos que nos rodean, es diluir nuestras particularidades en lo ordinario, en lo cotidiano. Porque a veces, ser único es ser diferente, y el diferente no encaja bien, no rima. Es desarmonía en un mundo que adora lo predecible.
Sin embargo, vale la pena recordar algo tan simple y elemental como lo siguiente: no somos seres producidos en serie, somos diferentes a cualquier otro. Somos excepcionales e irrepetibles. Contamos con unas huellas dactilares únicas, con una personalidad propia, con unas facciones diferentes a los demás. Hemos nacido para dejar nuestra impronta en este mundo, y para ello, debemos hallar nuestros propósitos creyendo en nosotros mismos, en nuestro poder.

La psicología de la voluntad: cuando creer es poder

Creer en uno mismo es un ejercicio constante que nunca debemos dejar de lado. Nadie debería salir de casa sin una buena dosis de autoconfianza y la firme creencia de que merece todo aquello que desea o se proponga. Por ello, y desde el marco de la psicología de la voluntad, es interesante tener en cuenta estos consejos que sin duda, pueden servirnos de ayuda o de inspiración.

Borrón y cuenta nueva

Lo hacemos a menudo con nuestros dispositivos. No hay nada como restaurar el sistema de un móvil o un ordenador para que este funcione más rápido y más ligero. Sin embargo, tal acción requiere en primer lugar saber qué archivos vamos a conservar y cuáles elegimos borrar.
Para creer en nosotros mismos debemos dejar a un lado muchas actitudes heredadas, ideas que otros nos han transmitido así como atribuciones que uno puede haber construido. Las personas nos boicoteamos con mucha frecuencia, y lo hacemos cuando nos infravaloramos o nos comparamos con los demás. Hay que acabar con todos esos enfoques poco útiles: borrón y cuenta nueva.

Las montañas se mueven llevando pequeñas piedras primero

Para conseguir un objetivo debemos creer en nosotros mismos. Sin embargo, la psicología de la voluntad nos recuerda que tal y como dijo Confucio, las grandes proezas se consiguen primero logrando pequeñas victorias.
Así, y antes de marcarnos metas desmesuradas o demasiado elevadas, no hay nada como proponernos pequeños desafíos cotidianos. Esos con los que ganar en seguridad personal, esos donde conseguir mayor confianza y una autoimagen más positiva.
Tal y como decíamos al inicio, el arte de creer en uno mismo es como un músculo que ejercitar en el día a día. Por tanto, no dudemos en hacer uso de él dejando a un lado las opiniones ajenas. Atrevámonos a decidir y a salir jornada a jornada de nuestra zona de confort. Enfrentémonos a nuestras inseguridades poco a poco y sin prisas…

Vayas donde vayas, sé siempre tú mismo

Para creer en ti, no te alejes nunca de ti. Vayas donde vayas no pierdas tus esencias, no dejes atrás tus valores, tus pasiones o tu identidad. Que tu esencia marque cada uno de tus pasos y decisiones, sin miedo a lo que otros puedan pensar. Ser uno mismo en cada momento y en cada situación no siempre es fácil, por ello, ese esfuerzo cotidiano es también un ejercicio de voluntad, ahí donde ganar a su vez confianza y seguridad personal.
Para concluir, aunque las personas no podamos controlar nunca lo que nos pueda traer la vida, lo que sí podemos controlar es el modo en que reaccionamos ante cualquier circunstancia. Si creemos en nosotros mismos las dificultades serán menos duras, y las montañas menos altas. Pensemos en ello.
 
Psicologia/Valeria Sabater
Imagen principal cortesía de Dimitra Milan